A 3O AÑOS DE LA GESTA DE MALVINAS
LA LIGA NAVAL ARGENTINA TE DA UN LUGAR DONDE EXPRESARTE
:

La Liga Naval Argentina y Marina Digital te abren la puerta para que puedas expresar tus sentimientos, recuerdos, vivencias o simplemente tu reflexión.

Seas o no VETERANO DE GUERRA, sumate a esta iniciativa, hacelo por vos, por tus hijos o por el recuerdo de los 649 compatriotas que hace 30 años custodian esa porción irredenta de la Patria.

En media carilla o en las que te hagan falta, envíanos una foto, una carta, o lo que sientas. Hacelo escribiendo a secretaria@liganaval.org.ar y tu envío será publicado en esta sección especial de nuestro portal.

“Tras un manto de neblina no las hemos de olvidar;
las Malvinas Argentinas… clama el viento y ruge el mar”



LOS PERROS DE LA GUERRA DE MALVINAS por Pedro Fox


::
LOS PERROS DE LA GUERRA DE MALVINAS

HLa Infantería de Marina de la Armada Argentina cuenta con el honor de haber destacado 18 perros de guerra en la Gesta de Malvinas de 1982, contándose con numerosas actuaciones heroicas por parte de estos "soldados".

Durante la defensa de Puerto Argentino, el Comando de la Infantería de Marina decidió el envío de una sección de perros de guerra de la Base Naval Puerto Belgrano, con el fin de impedir infiltraciones de comandos británicos en el dispositivo defensivo propio. Los perros llegaron a suelo malvinense el 7 de abril. La alarma más eficaz y segura ante los bombardeos, fundamentalmente aéreos, eran dadas
por los aullidos de los perros anunciándolo mucho antes de la iniciación del ataque.

En los últimos días de combate se decidió el envío de perros a primera línea y fueron tres las parejas enviadas; los conscriptos Carlos Del Greco con Ñaro, Raúl Andicochea con Negro y Carlos Silva con Xuavia.

Negro y Ñaro fueron al frente por su bravura y valentía. Eran los mejores del batallón, porque participaban de todas las exhibiciones (desarme de enemigos, control de detenidos y saltos de altura). Xuavia porque era extremadamente celosa y guardiana.

Los machos desaparecieron en el fragor del combate entre el 13 y el 14 de junio. Todos los esfuerzos por encontrarlos fracasaron y se presumió que ambos murieron en combate porque nunca fueron hallados sus collares. De haber seguido con vida, su instinto y sensibilidad los hubiera traído de regreso.

Sólo regresó Xuavia. Estaba preñada cuando partió a Malvinas. La noche del 13 al 14 de junio, luego de soportar un intenso bombardeo británico sobre las posiciones argentinas, Xuavia regresó junto a las tropas patriotas a Puerto Argentino pero repentinamente se separó y corrió hacia la negrura de la noche.

Varias horas después fue encontrada dándole calor con su cuerpo a un soldado del Ejército Argentino que estaba herido, a quien llevaron prontamente al hospital.

De no haber sido por Xuavia, ese soldado habría muerto congelado y desangrado. Luego del conflicto, la perrita regresó a su base y dio a luz a nueve cachorros.

De la dotación de perros de guerra de la Armada veteranos de Malvinas, el que superó a todos en longevidad, el más viejo, fue Vogel; un ovejero alemán nacido también en Puerto Belgrano.

Luego de la Gesta de Malvinas, este can presidió todas las ceremonias de la unidad, luciendo en su capa la condecoración de Veterano de Guerra de Malvinas.

Al fallecer, el 1 de diciembre de 1991, fue enterrado en la Agrupación Perros de Guerra. Su tumba mira hacia las islas y es monumento en honor a todos los perros veteranos de guerra.

Es nuestro deber también recordar a estos soldados de 4 patas.
Nuestro humilde homenaje a ellos.


Enviado por: Pedro Fox ex Presidente de la LNA



LA PESCA EN MALVINAS, IMPERDIBLE por César Augusto Lerena


::
LA PESCA EN MALVINAS, IMPERDIBLE

Mucho se ha hablado de la guerra de Malvinas y nada de lo que Argentina ha pagado al Reino Unido sobre ella: Gran Bretaña ocupaba las Islas con un territorio de 11.400 km2, hoy ocupa 4.000.000 de Km2, y ha extraído pescados de nuestro territorio marítimo por valor de 9 mil millones de dólares.

Argentina a treinta años de Malvinas

Por el Dr. César Augusto Lerena (Ex Secretario de Estado. Autor del Libro “Malvinas. Biografía de la Entrega. Pesca la moneda de cambio”).

Bajo pretexto de que el Reino Unido desconocía los reiterados reclamos de Argentina a discutir la soberanía de Malvinas; y mediante un incidente preparado, el Proceso Militar desembarcó en las Islas en 1982. Treinta años después este reclamo se mantiene; con el agravante, que Gran Bretaña ha ocupado gran parte del Territorio marítimo austral; explota en forma intensiva los recursos pesqueros; ha iniciado exploraciones petroleras y ha militarizado las Islas.

Mientras que los desembarcos de las embarcaciones pesqueras argentinas en 2011 fueron del orden de las 716 mil toneladas, un 4,58% menos que en el 2010, el Reino Unido ocupa un 73% del territorio marítimo austral; y se estima, que las licencias otorgadas por éste representan el 40% de la captura total del atlántico sudoccidental. Estos números podrían ser discutidos, porque se trata de información estratégica que nadie tiene interés en divulgar; pero llama la atención por ejemplo, “atribuible a cuestiones biológicas”, la baja captura argentina del calamar (illex) que alcanzó en el último año a sólo 74.000 toneladas, y que podría estar evidenciando una sobre-captura de esta especie, debido a la migración que realiza anualmente hacia Malvinas.

Para los Kelpers, éste es un recurso autónomo importantísimo; aunque esté reducido al cobro de un canon y no a la captura directa, que industrializada les permitiría a los 2.500 kelpers “plantados” en Malvinas- disponer de un ingreso sustentable. El cobro de regalías por la explotación del petróleo les daría una consolidación final, más difícil aún de revertir. La cuestión del petróleo ha generado una posición activa del gobierno, que no se ha dado en la pesca; y ello es bastante lógico porque las cuestiones del petróleo son de mayor relevancia respecto a las pesqueras. El petróleo es un recurso estratégico que Argentina está importando para cubrir sus necesidades energéticas, mientras que la pesca es una actividad extractiva tercerizada y cuyo producido se exporta en un 90%. La pesca, es tanto o más importante que la producción de carnes, tanto por la ocupación de mano de obra y la generación de divisas por la exportación a los mercados más exigentes del mundo; pero no es el petróleo.

Por otra parte -si bien no ha tomado estado público- si el Reino Unido solicitó compensaciones económicas por la guerra, en las negociaciones de Nueva York (1987), París (1989) y Madrid (1990) entre otras, la Argentina minimizó la importancia de la pesca y privilegió su interés de abrir la Unión Europea de pos-guerra. En los hechos, la Argentina abonó con creces los costos de la guerra: Sólo las capturas tercerizadas de los recursos pesqueros argentinos por parte de los ingleses han superado las 7,5 millones de toneladas desde 1982; y ello puede significar una extracción de entre 5.200 y 9.000 millones de dólares. Esto no era un hecho nuevo para las autoridades argentinas de turno, porque la pesca siempre ha sido utilizada como moneda de cambio para resolver cuestiones “superiores” de la Nación. Por ejemplo, el Proceso Militar, en los años 1976/7 autorizó el ingreso de más de 30 barcos congeladores rusos y polacos. Luego los japoneses donarían a Argentina el INIDEP, la Escuela Nacional de Pesca y el muelle de Puerto Deseado; pero, es bien conocida la depredación que los pesqueros asiáticos realizaron en el mar argentino; además de pescar, en muchos casos, con licencias otorgadas por Malvinas. Si el gobierno argentino hubiese cobrado un canon a esas pescas clandestinas, hubiera podido construir todos los puertos pesqueros del país, varios INIDEP y Escuelas de Pesca e innumerables buques de investigación. Otro caso patético fueron los Acuerdos Marco con la URSS y Bulgaria que la Argentina firmó durante el gobierno radical (Caputo-Jaimes) y ratificó durante el gobierno Menemista (Cavallo-Felipe Sola), con el pretexto que embarcaciones de esos países, pescaran en la Zona de Protección Militar, para reafirmar nuestra soberanía, cosa que jamás ocurrió y por el contrario, dio lugar a la depredación de nuestro mar. También el Acuerdo con la Unión Europea, promovido por Cavallo-Solá, bajo pretexto de mejorar nuestra relación con Europa y por ende con el Reino Unido; que le permitió a los buques congeladores parados en España, pescar en aguas argentinas nuestras mejores especies; pero, eso sí, asegurándose que no ocurriera lo mismo con las que llegaban a Malvinas y que eran principal el sustento de las Islas.

A esta altura, resulta fácil darse cuenta que eso se debió a una falta de políticas pesqueras; y cómo éstas influyeron negativamente respecto a Malvinas. Desde siempre la administración pesquera ha sido inexistente. Ello pudo tolerarse a inicios del 70, con el inicio abrupto de la explotación del recurso a nivel industrial, pero hoy resulta inaceptable, por los efectos negativos sobre el recurso biológico, las fuentes de trabajo y muy especialmente por sus efectos sobre la estrategia para acercarnos a Malvinas. La pesca, es una herramienta insustituible en la hipótesis de recuperación de Malvinas; a no ser, que este recurso, como en otras tantas partes del mundo se agote.

El gobierno a propósito de las exploraciones petroleras en Malvinas ha tomado algunas medidas importantes respecto a presionar sobre los intereses ingleses. Es absolutamente posible ampliarlas; aunque ello estará vinculado a la voluntad política, ya que conocemos la vieja historia de Gran Bretaña en materia de defender su comercio y los muchos intereses de ésta, tanto en nuestro país, como en países donde la Argentina debe mantener una relación política y comercial.

En este sentido, la Argentina debería asegurarse que toda práctica que se realice en el Atlántico Sudoccidental esté bajo su control; denunciar los denominados Acuerdos de Madrid, de modo de forzar a nuevas negociaciones; denunciar al Reino Unido ante la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar por la depredación o contaminación del medio marino, por las exploraciones petroleras que realiza Gran Bretaña sin acuerdo de Argentina, conforme lo establecido en la Convención del Mar; presentar en Naciones Unidas “Las Enmiendas” que en materia de “protección de los recursos naturales vivos y no vivos” de los estados ribereños, deben incorporarse al texto de la CONVEMAR; iniciar las conversaciones con Uruguay para que en marco del Tratado del Río de la Plata, se instrumenten acciones destinadas a consolidar un Mercado Común Pesquero en el Atlántico Sudoccidental; declarar el Estado de Emergencia Pesquera y de Emergencia contra la Contaminación marina en el Atlántico Sur, en un todo de acuerdo en la Convención del Mar; modificar la Ley de Pesca para asegurar una explotación sustentable; establecer que toda sociedad extranjera que realice actividades con relación a Malvinas no pueda realizar actividades en el continente argentino y establecer derechos a la explotación de los recursos naturales por parte de empresas extranjeras en el Atlántico sudoccidental, entre otras medidas.

A esta altura ha quedado claro, que las políticas diplomáticas y pesqueras -a mi juicio- han contribuido a la consolidación inglesa en Malvinas. La aplicación de la fórmula del “paraguas”, congeló a la Argentina, y no le impidió al Reino Unido avanzar en forma sostenida sobre nuestro territorio. En abril de 1982 los ingleses ocupaban las Islas que tienen un territorio de sólo 11.410 Km2 y una franja de 3 millas de territorio marítimo. En 1986 ya habían ocupado un territorio marítimo equivalente a “23 Malvinas”; en 1991 eran unos 211.000 Km2 y ahora ocupan 1.650.000 Km2. La explotación de la plataforma continental, la instauración de una ZEE alrededor de las Islas aplicando la fórmula de la CONVEMAR y el sostenimiento de derechos sobre la Antártida equivalen a unos 4.000.000 Km2. Y este avance fue facilitado por las decisiones argentinas respecto al control del área; la aprobación de la Ley de Líneas de Base (1991); la ratificación de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (1995); el Acuerdo de investigación conjunta argentino-británico; el vulgarmente conocido como “del gallinero”; el programa de charteo del calamar, todas decisiones equivocadas llevados adelante por Cavallo-Felipe Solá; la tolerancia de que buques españoles o de otras nacionalidades pesquen bajo licencia inglesa en el área de Malvinas, etc.

No parece que en las mismas condiciones y con la misma metodología, llevada por los distintos gobiernos argentinos sin éxito, se pueda obtener un resultado diferente. Sería como romper en la política con la teoría del rigor científico aplicada por el físico alemán Albert Einstein.


Enviado por: César Augusto Lerena



VOLVEREMOS por Raúl Oscar González - Pacheco García


::
VOLVEREMOS

Hoy hace 30 años fui a trabajar como todos los días a la Central Puerto Nuevo, de SEGBA. El desprecio con el que el gobierno invasor había tratado a unos trabajadores argentinos expulsados de las islas Georgias, hizo que el tema "Malvinas", siempre latente en el corazón de todo argentino de bien, volviera a ocupar espacios en los medios de comunicación.

Por aquella época estudiaba ingeniería en la UBA a la vez que trabajaba, así que no disponía ni de un segundo para leer periódicos u oir noticias. Recuerdo que esa mañana al llegar a mi trabajo todos mis compañeros comentaban y celebraban la noticia. La alegría y el sentimiento de justicia se apoderaron de mi. Ese día al salir del trabajo y camino de la facultad, pude oir el patriótico discurso que el Gral. Galtieri ofrecía a una Plaza de Mayo repleta de gente que apoyaba la decisión militar.

La emoción por el momento histórico que estaba viviendo, llenó todo mi ser. No recuerdo nada más de aquel día. En los que vinieron a continuación me sentí parte de esa gesta cooperando con mi trabajo para que la central no fuera visible en ataques aéreos; escribiendo cartas a conocidos y empresarios extranjeros (en los EE.UU.) donde explicaba la historia de las islas y las razones que nos acompañaban, sin olvidar las resoluciones para la descolonización aprobadas por la ONU; y finalmente, cuando la traición de todos nuestros "amigos" (europeos, americanos, de todo hubo) se consumó, apuntándome como voluntario. Mi clase, la 60, no llegó a ser convocada, pero mi deseo era estar allí, defendiendo mi Patria de la agresión colonial.

Lo que siguió fue muy triste: el servilismo cipayo que vendía cemento a los invasores; los "hermanos iberoamericanos" que permitían aterrizar a los aviones Tornado por "razones humanitarias" (después de bombardear a nuestros soldados); la traición chilena y colombiana; la cobardía de, me cuesta llamarles "militares", como Astiz o Menéndez. Pero también la valentía y arrojo de pilotos y soldados de tierra que consiguieron gestas irrepetibles. Siempre recordaremos el apoyo de Perú y de Bolivia, así como la incansable labor del Canciller Costa Méndez.

La humillación continuó durante los siguientes años. Hemos visto como un presidente de la República visitó la metrópoli pirata para ofrecer una corona de flores a los mercenarios que nos habían combatido. Como la prensa sionista de siempre inoculaba la tesis de que Malvinas había sido una treta militar para mantenerse en el poder; ocultando que si continuásemos por ese lado veríamos que, en aquellos años, el gobierno pirata estaba en una situación aún más delicada que el argentino. Supimos que, mientras nuestros valientes soldados combatían sin medios y sin miedo contra el resto del mundo, otros jóvenes (y no tanto) iban a discotecas porteñas a divertirse.

Ahora, treinta años después, surgen voces pidiendo que nos acerquemos a los habitantes de Malvinas ofreciéndoles dádivas para ganar su voluntad. Olvidan que eso fue lo que se estuvo haciento durante décadas y que no condujo a nada. Además ¿tuvieron ellos en cuenta la voluntad de los habitantes de las islas en 1833, cuando se produjo la invasión? El archipiélago es argentino y no hay nada que discutir. Si quieren ser piratas, que se trasladen a las islas que están al norte del Canal de la Mancha. La única opción de recuperación (habido cuenta de que los sucesivos gobiernos apátridas han desmantelado las FF.AA.) es la estrangulación económica de las islas Malvinas.

¡Honor y gloria a quienes ofrendaron su vida en defensa de la Patria, no les olvidaremos jamás!


Enviado por: Raúl Oscar González - Pacheco García



MENSAJE DE VIVENCIAS por María del Carmen Farina


::
MENSAJE DE VIVENCIAS

Durante el conflicto de Malvinas viví en Punta Alta, lugar donde nací, mi papá se llamaba Farina Vicente, fue suboficial de la Armada Argentina, especialidad telemetrista.

Viví una infancia con experiencias siempre relacionadas a la base naval, porque él me llevaba a visitar los buques de la Armada y a los actos patrios. Es así, que cuando escucho la banda militar me emociono muchísimo. Me casé con un militar, así que la institución siguió estando en mi vida, durante la guerra de malvinas quedamos solos con mi hijo en la casa donde vivíamos, mi papá iba todas las noches a tapar las ventanas, teníamos miedo, fueron momentos difíciles, pues mi exmarido estaba embarcado y no sabíamos su paradero.

Cuando hundieron el Crucero general Belgrano mi papá lloró muchísimo, amaba a ese buque, en el cual pasó muchos años de su vida militar. Pasaron los años, pero mi papá nos seguía contando las historias de su paso por la Armada, el decía: “GRACIAS A MARINA, CONOCÍ LOS ZAPATOS”, porque él había nacido en Santa Fe y creció usando alpargatas. Ya con setenta y seis años y en sus últimos días, estuvo internado en el Hospital Naval de Puerto Belgrano, quería morir viendo sus buques que tanto amaba.

Estoy muy orgullosa del padre que tuve y el amor que sentía por la institución.

Gracias por darme la oportunidad de poder poner su nombre en esta página.

Atte.


Enviado por: María del Carmen Farina



PARA MÍ, SON HERMANOS por Germán Hirigoyen


::
PARA MÍ, SON HERMANOS

Estimados, escribí este texto para contarles mi experiencia con la Guerra, a los 8 años de edad. Espero que les guste, que pueda publicarse y que algún día pueda tomar contacto con estos tres soldados que me escribieron.

Cordiales saludos,

Germán

• Se cumplen 30 años ya. En el 82, yo tenía... veamos, nací en el 73, 9 años, pero para la fecha del conflicto aún tenía 8. Tercer grado de la escuela Belgrano N°42, de Concordia, Entre Ríos, donde asistía desde el jardín de infantes, en el que mi mamá había sido mi maestra jardinera.

Malvinas, Georgias, Sandwich, no sabíamos bien donde estaban, pero la paciencia de nuestra maestra nos fue ayudando a entender, aunque hoy me doy cuenta que además de paciencia, el tacto rozando el miedo de la época que vivíamos. El asunto era simple para nosotros, niños de guardapolvo blanco impoluto, bien desayunados y abrigados por fin de marzo, de forma que el frío y la humedad de Concordia, no nos hacía mella: Estábamos en guerra.

Estábamos en guerra y nuestros soldados necesitaban de más soldados, pero éramos chicos para pelear, al menos ahí, físicamente, así que debíamos participar de otra forma, porque las guerras, se pelean de varias formas. La nuestra, organizada por nuestra Comandante en Jefe Maestra del Tercer Grado A, era reunir provisiones para nuestros valientes soldados. Nada perecedero.
Debían resistir el envío al lejano Sur.

Me acuerdo que ese día volví a casa con la cabeza a mil, porque había sido mi primer contacto con la Guerra, había aprendido lo del Atlántico Sur, y tenía muy vivo en mi mente que tenía más de un primo en la zona del conflicto. Debía llevar algo a la escuela al otro día, y mis papás, siempre incentivadores, no sólo me dejaron decidir qué cosa, sino que se alegraron cuando les dije: “Voy a escribir una carta, y la voy a enviar con las cosas, a quien sea”. Con algo de plata que me dio mamá, fui a un almacén en la
esquina de La Rioja y San Lorenzo, me puse a ver, esas latas cúbicas, con una ventana circular de vidrio en el frente que dejaban ver las galletitas adentro. Compré una buena bolsa de unas con formas de nimalitos, que además traían unos confites grandes de colores. Volví a casa, escribí la carta, la puse dentro de la bolsa y al otro día, esa ayuda, se mezcló con muchos paquetes más, a un destino, cierto e incierto para nosotros.

Pasó el tiempo, y un día, el cartero, que ya poco vemos hoy en día, dejó en casa una carta a mi nombre. Ya era raro que con 8 años llegue una carta a mi nombre, más extraño era que estaba expedida en Ushuaia, el 20 de abril, del 82, por supuesto. Llegar de la escuela y ver esa carta, fue impresionante,
mis padres y mis hermanos estaban ávidos por saber qué decía, de quién era, porque el sobre, formado con la misma carta, no tenía remitente.

“Estimado pequeño gran soldado Germán”... así empezaba la carta, respuesta de la mía, que había llegado a las manos de tres soldados que estaban haciendo el servicio militar en la Base Naval Ushuaia, prontos a partir a Malvinas. El resto, pura emoción y la promesa de los tres: ...”puedes estar seguro de que vamos a defender nuestra Soberanía hasta el último hombre si es necesario, para que todos los soldaditos como vos puedan vivir en Paz y Alegría en esta gran nación, como es nuestra querida República Argentina”.

La firmaban Eduardo Barraza, Alicio Balderrama y Horacio Mendoza.
Nunca más supe de ellos, pero para mi, son hermanos.


Enviado por: Germán Hirigoyen



AQUELLOS DÍAS DEL 82' por Diego Colombo


:: AQUELLOS DÍAS DEL 82'

Muchos pilotos hablan de sus suboficiales, de aquellos que los despedían y los esperaban en la vuelta como un padre a un hijo!

Tambien ellos sintieron el dolor cuando un grande del aire no regresaba.

El esfuerzo de estos suboficiales siempre será recordado.

Comparto un foto del Tucu Cervera de aquellos días del 82, junto a esta gente.

A 30 años…no los olvidamos!!!

A 30 AÑOS DE LA GESTA DE MALVINAS VAYA MI RECONOCIMIENTO A TODOS LOS QUE DIERON ALGO POR ESTA CAUSA, PERO PRINCIPALMENTE A LOS VETERANOS DE GUERRA, A SUS FAMILIAS, SU ESPERA Y EN ESPECIAL A LOS QUE DEJARON SU SANGRE EN LA TURBA MALVINENSE O EN LAS FRÍAS AGUAS DEL ATLÁNTICO SUR, QUEDANDO COMO CUSTODIAS DE NUESTRA SOBERANÍA!!!

PASÓ EL TIEMPO.... PERO SIGUEN COMBATIENDO Y NAVEGANDO EN NUESTROS CORAZONES!!!

MALVINAS.... VOLVEREMOS!!!

VIVA LA PATRIA!!!

Descargar: Malvinas 30 años.ppsx


Enviado por: Diego Colombo



MI HUMILDE TESTIMONIO por María Luisa Sánchez


::
MI HUMILDE TESTIMONIO

Todos los recuerdos que tengo de la gesta de Malvinas se encuentran en lo más profundo de mi corazón. Recuerdo el año 1982 como el más triste y difícil de mi vida.

Tenía entonces 34 años, un hijo de 3 y una nena de 7 y mi marido había viajado a Iraq para trabajar en busca de mejoras económicas.

Guerra Irán-Iraq lejana, de pronto aquí, en casa, guerra en Malvinas. Vivencié en un sueño lo que significaba una guerra, el temor me estremecía de solo pensar en lo que por entonces nadie podía imaginar.

Seguía las noticias pegada a la radio mientras mis hijos distraídos en sus juegos tal vez percibían lo que acontecía.

Recuerdo el hundimiento del Belgrano, la angustia y el llanto por tantos héroes ultimados arteramente. Sentía el dolor de cada madre, cada hermano, esposa o hijo de quienes estaban allí.

Regresó mi marido en Junio y casi discutimos porque trajo un diario de España donde daban noticias reales de los acontecimientos totalmente diferentes a las que nosotros teníamos.

La realidad me golpeó como a todos el día de la rendición pero mucho más me golpeó el ocultamiento y olvido de nuestros valientes.

El 2 de Abril de 1984 nació mi hijo Marcos y en cada cumpleaños le repetía "hoy para vos es un día muy feliz pero quiero que sepas que hubo un 2 de Abril donde muchos soldados fueron a una guerra, fue una fecha muy triste..." Me dijeron que hacía mal en decirle eso, tal vez tuvieran razón pero me salía del alma recordar ese momento.

Hoy tengo 64 años y Marcos cumple 28, brindo por la recuperación en forma pacífica de nuestras Islas Malvinas y envío un sentido homenaje a todos los héroes que honraron a nuestra querida PATRIA, tanto a los caídos como a los sobrevivientes y a todos sus familiares.


Agradezco el espacio para dejar mi humilde testimonio.


Enviado por: María Luisa Sánchez



RESERVISTAS NAVALES EN MALVINAS por Joaquín Horacio Fernández


::
RESERVISTAS NAVALES EN MALVINAS

Hola, ante todo me presento…

Soy Joaquín Horacio Fernández, hijo de Herminio Fernández, que fue (ó es) el último Presidente de la Reserva Naval original (cargo que tanto él como el resto de sus compañeros cumplieron ad honorem).

Esta agrupación se llamó “Centro Reservistas Navales “ (agrupación Bs. As.) tenía su oficina en un espacio gentilmente cedido por la Liga Naval Argentina en el edificio de la calle Reconquista 383 3°.

La mayoría de estos Reservistas Navales (púas) eran exconscriptos que amaban a su arma y su bandera, al término del servicio militar obligatorio (colimba para los amigos) juraban autoconvocarse a cualquier edad y para lo que fuera necesario en defensa de la Patria.

Cabe aclarar esto porque cuando se eliminó el Servicio Militar Obligatorio le fueron quitando protagonismo a la Reserva Naval hasta lograr prácticamente desaparecerla.

En la actualidad se volvió a rehacer la Reserva Naval pero sólo conglomera a profesionales de carrera.

En fin, volviendo al tema de la reserva original, como les indique, mi padre fue Presidente de los Reservistas Navales durante el Conflicto de Malvinas.

Ya se sentía algo en los días previos, mi padre iba y venía del Edificio Libertad y de la Liga Naval, pero la preocupación pasaba más que nada por la cuestión chilena con el Canal de Beagle y las Islas Picton, Lenox y Nueva.

Estaban los reservistas en alerta roja desde fines de 1978 cuando casi se invade Chile.

En fin, volviendo a 1982, se hablaba del tema de los “operarios” que fueron a desarmar la factoría ballenera, pero la preocupación era Chile.

Bueno, yo era estudiante en el ENET N° 12, un año antes había sido sorteado y ligué el N° 953 me faltaba un año para terminar el industrial así que pedí prórroga para hacerla a los 20 (finalmente no la hice por pie plano).

La mañana del 2 de Abril me preparaba para ir al colegio, mi vieja estaba preparando café y mi viejo se estaba afeitando mientras escuchaba “Radio Colonia” en su pequeña “Repman” a pilas.

En eso mi vieja me dice “andá a lo del gallego y traé un sachet de leche”…voy para el almacén y cuando entro veo al gallego abrazándose con un vecino y gritando “vamos argentina!!!, España tiene que hacer los mismo con el Peñón”

Yo sigo sin entender que pasa y el gallego me dice “¡¿hombre acaso no sabes?! Argentina invadió las Malvinas!!!”

Salgo corriendo a casa para dar la nueva noticia y, al llegar, entre lágrimas y abrazos mis viejos escuchaban el comunicado por la carrasposa radio AM.

Mi viejo no tocó el desayuno, salió como estaba al Edificio Libertad, sabía que el momento de cumplir su palabra había llegado.

Yo fui al colegio con mi bandera (la había comprado en el Mundial´78) la algarabía era tan grande que dieron asueto para poder ir a Plaza de Mayo.

Volviendo a mi viejo, él era de la Clase´29 así que por su edad no lo mandaron, por lo tanto se dedicó de lleno a recabar información y seleccionar por edad, instrucción y profesión a todos los voluntarios de la Reserva Naval.

En ese entonces no había computadoras personales y todo el archivo de los voluntarios eran por fichas de cartón escritas a máquina.

Se quedaba hasta muy tarde llenando papeles mientras yo le cebaba unos mates y mi vieja y mi abuela tejían pasamontañas y bufandas para los soldados.

Me impresionó en aquel entonces la interminable lista de voluntarios de la Reserva naval que se presentaron en forma espontánea.

La guerra llegó a su fin pero los Reservistas Navales Argentinos siguieron vigentes hasta que en finales de los ´90 cuando el servicio militar dejó de ser obligatorio, la desmalvinización fagocitó a la reserva y quedó en el olvido.

Durante su existencia la Reserva Naval apadrinó a innumerables escuelas rancho en el interior del país, sobre todo en el litoral, los reservistas recolectaban fondos e insumos para dichas escuelas, en agradecimiento a este gesto las mismas llevaban los nombres de marinos ilustres (Tomás Espora, Almirante Brown, Luis Piedrabuena, Bouchard,etc).

Durante su gestión, mi padre logró que se homenajeara al Cabo Santororo por su heroica acción en el salvataje de los náufragos del “Principesa Mafalda” y la instauración del “Día del Conscripto Naval” en honor al conscripto Anacleto Bernardi (compañero de Santororo que fue devorado por los tiburones en el mismo episodio).

Hoy mi viejo, debido a su salud y edad se encuentra viviendo en un geriátrico, razón por la cual empecé a ordenar y recopilar la vasta información y fotos de los “Reservistas Navales Argentinos”, adjunto algunos archivos que pueden ser de interés, entre ellos podrán ver un correo con sello de Encotel fecha 12/04/1982 dirigido a Malvinas, un desfile de la reserva en Plaza de Mayo, el himno de la Reserva, etc.

Espero que la gesta de Malvinas y sus héroes sean revindicados como corresponde, las fotos y documentos que obran en mi poder están a su entera disposición.

Un especial saludo a Fernando Morales (vicepresidente de la Liga Naval Argentina)que tengo entendido estuvo en Malvinas como marino mercante y pertenece a la Reserva Naval.


Enviado por: Joaquín Horacio Fernández



RECORDACIÓN A 30 AÑOS por Osvaldo G.


:: RECORDACIÓN A 30 AÑOS

Por aquellos días, yo era un empleado de Correos en Córdoba, por la entonces ENCOTEL, cuando ese histórico día 2 de Abril de 1982, sin dudarlo me ofrecí como voluntario para formar parte del personal que fue designada por la Superioridad para establecer las comunicaciones radiales, mediante los LU, y
también las comunicaciones epistolares entre los Combatientes y sus familias desde las Islas y el Continente.

No tuve la suerte de ser elegido, pero si algunos de mis compañeros, los que a fines de Mayo retornaron porque los evacuaron ante el recrudecimiento de las hostilidades, y en razón de que eran civiles.

En fin... a la fecha, siempre guardo el sabor amargo de la impotencia por todo lo sucedido, no puedo olvidar que en nuestras Islas quedaron muchos de nuestros compatriotas.

Por esas cosas raras que tiene la vida, en la actualidad resido en Comodoro Rivadavia, ciudad que por su estratégica ubicación, tuvo mucha participación ciudadana en esa oportunidad y son incontables las anécdotas que escucho por estos días.

Finalmente, una reflexión, no puedo dejar de sentir vergüenza ajena, cuando veo que ex-convocados recientemente hicieron cortes de calles en Buenos Aires, reclamando un subsidio o reconocimientos monetarios por haber sido convocados en aquella gesta, sin dejar de considerar que legítimamente les
pueda corresponder, me fastidia que en vez de sentirse orgullosos de haber participado activamente, desde el lugar en el que les tocó estar, están reclamando un resarcimiento, cuando deberían estar orgullosos de haber tenido el honor de haber sido convocados, y eso está por sobre toda otra consideración, cuando de defender la Patria se trata.

Un cordial y afectuoso saludo a todos aquellos que seguimos abrigando la recuperación de nuestras Islas Malvinas.-

Atentamente


Enviado por: Osvaldo G.



REFERENCIA por Alberto O. Martino


::
REFERENCIA

La Argentina antes de la guerra tenía un mercado comercial permanente. Nuestro buque el B B SUCESO, mantenía esa línea comercial. Fui tripulante de ese navío por muchos años. Recuerdo que antes de zarpar de las Islas se invitaban a grupos de habitantes a cenar. Cuento este detalle para mostrar que ya estábamos ahí. En ese momento se notaba su complacencia. Recuerdo lo que me dijo un Chileno en el comienzo del conflicto.”Uds qué están haciendo, si con 70 mujeres lo hubiesen conseguido”.

Cuando arribamos a Georgias, a las pocas horas llegaron dos personas pidiendo al Sr. Capitán reembarcáramos lo que hicimos y nos dirigiésemos a Gritviken a pedir autorización. -Si lo hubiésemos hecho,¿se hubiese realizado el conflicto?- Nuestra negativa provocó una rebelión en las Islas, rompiendo la puerta del escritorio del representante de aeronáutica militar, manchando la bandera Argentina. Pabellón que no podía ser izado al frente de la oficina.

Personalmente creo que la distancia Malvinas, Argentina/Inglaterra hubiese sido un factor lento pero seguro de dominio.

Alberto O. Martino

Jubilado de Trans. Navales


Enviado por: Alberto O. Martino



LA RECUPERACIÓN DE LAS GEORGIAS por Rafael Sgueglia


::
LA RECUPERACIÓN DE LAS GEORGIAS

Cuando recordemos el 2 de abril de 1982 no olvidemos lo que pasó el día siguiente:

Este año conmemoramos el treinta aniversario de la recuperación de las Islas Malvinas, sin duda un hecho presente en el imaginario colectivo de todos los argentinos en forma muy diversa.

Me permito llamar a la reflexión que este hecho se enmarca en otros dos de igual trascendencia estratégica, el primero la ocupación efectiva argentina de las islas Sandwichs del sur en forma transitoria en 1955 y luego en 1976 con la creación de la Estación Científica Corbeta Uruguay.
Cabe mencionar que ello se realizó sin que mediara otra acción inglesa que una protesta diplomática.

A este hecho debemos sumar el segundo cuando el 3 de abril de 1982 se produjo el desembarco en Grytviken, en las islas Georgias del Sur, hecho sobre el cual me explayaré en este artículo, para materializar la presencia del Estado argentino en el lugar.

Ocurrida de la recuperación de las islas Malvinas el día 2 de abril el gobierno argentino informaba, por varios Comunicados Oficiales, que ellas las Sandwichs y las Georgias eran parte integrante de la soberanía nacional, junto a los espacios marítimos y aéreos asociados.

Sin duda que ello e informes del Gobierno de Su Majestad británica, alertaron a la Guarnición inglesa en Grytviken de la inminencia de acciones militares argentinas en pos de su recuperación. Está Unidad era de ventidos hombres, que dispusieron de un Plan de Contingencia para resistir el accionar militar argentino en la intención de demostrar voluntad de lucha en una efectiva defensa, que significara además un costo en Medios humanos y materiales a la Fuerza de desembarco argentina. La resistencia puesto de manifiesto en Malvinas por las fuerzas británicas desde ya auguraba un combate.

El plan de operaciones definitivo fue recibido el día 1 de abril en la Buque Polar A.R.A. Bahía Paraiso, constituyéndose el Grupo de Tareas 60.1, con el mencionado buque que estaba cumpliendo con la Campaña Antártica, la Corbeta A.R.A. Guerrico que había zarpado días antes de la Base Naval de Puerto Belgrano con una Fracción del Batallón de Infanteria de Marina Número Uno de cuarenta hombres y un Pelotón de catorce Comandos Anfibios y Buzos Tácticos. Los Medios aéreos embarcados en el Buque Polar eran un Alouette de la Armada Argentina y un Puma del Ejército Argentino.

La navegación de la A.R.A. Guerrico a la zona de operaciones desde Puerto Belgrano, su base de asiento a más de 1300 millas marinas en un mar tempestuoso fue por demás ardua e impuso a su Comandante un importante desafío profesional atento las capacidades de combustible del buque y el tonelaje del mismo en ese océano de fuertes vientos y corrientes marinas.

Ellas retrasaron la llegada del mismo y recién el día 3 a las 0730 pudo reunirse con el A.R.A. Bahia Paraíso para embarcar en él armamento y los Infantes de Marina, a la vez de reabastecerse de combustible.

En este punto resulta interesante destacar que la Corbeta había sido alistada en cuarenta y ocho horas, y en el momento de recibir la directiva inicial estaba en Dique Seco en reparaciones generales, lo cual obligó a un rápido y pormenorizado alistamiento de combate, parte de su Dotación y Plana Mayor recién había sido recibida de pase. La larga navegación a Georgias permitiría ajustar todos los roles necesarios para su acción en ellas, incluyendo la prueba de sus cañones.

Luego de la reunión de Comandantes se decide que la Corbeta ingrese a Gryviken, Caleta Capitán Vago, con la intención de detectar emisiones electomagnéticas que significaran la presencia de buques ingleses en la zona, luego de lo cual apoyaría el desembarco de los Infantes de Marina. Existía la suposición de la presencia de buques de esa nacionalidad, en particular el buque Polar H.M.S. Endurance.

Como apretado resumen de las acciones desarrolladas podemos recordar que a 1100 horas a la vez que la Corbeta ingresaba a la Bahia Cumberland en cuyas aguas interiores está la Caleta mencionada, intimando a la Guarnición inglesa a rendirse, a la vez que un helicóptero naval Alouette realizaba un vuelo de reconocimiento en la zona. Ante estos hechos el Jefe de de la Base Científica del British Antartic Survey solicita tiempo para tomar decisiones cosa que le es negada.

El desembarco se comenzó con el helicóptero Puma del Ejército argentino que a 1140 horas, aproximadamente, depositó en tierra quince Infantes de Marina. Los ingleses comenzaron a abrir fuego, de resultas del cual cuando la segunda ola, helitransportada desde el A.R.A Bahía Paraíso, estaba próxima a tierra dieron de lleno en el helicóptero produciendo dos bajas mortales los Conscriptos Mario Almonacid y Jorge Aguila , a ellos se sumaría momentos más tarde el Cabo Primero de la Armada Patricio Guanca. Sin duda héroes de una acción poco conocida y que merecen que sus nombres sean rescatados del anonimato del imaginario colectivo argentino.

Derribado el helicóptero Puma, que logra llegar a tierra en emergencia, su tripulación se pone a órdenes del Jefe de la Fracción de Infantería de Marina y continuó el combate en tierra como Soldados de Infantería.

En un momento de la acción se pide Apoyo de Fuego a la Corbeta A.R.A. Guerrico, pero sus cañones se trabaron no pudiendo hacer fuego, excepto un tiro con su cañón de 100 mm, recibiendo de lleno el impacto directo de un lanzacohetes británico y de decenas de armas automáticas que le ocasionaron bajas y daños de diversa consideración.

Mientras esto sucedía el único helicóptero disponible, el Alouette naval, continuaba realizando vuelos con sucesivas pequeñas olas de desembarco hasta completar el efectivo previsto, incluyendo un Grupo Morteros de 60 mm, su Copiloto en un momento del combate desembarca y se suma a la Fuerza terrestre abriendo fuego con una ametralladora a la fuerza británica, a la vez que el Mecánico desde la aeronave repele desde la misma el fuego británico, por ello los tres son Condecorados “a porteriori” con la distinción “Honor al Valor en Combate”.

 

 


Como corolario de este resumen a 1250 horas se recibe el pedido de rendición de la fuerza británica poniéndose fin al combate de imendiato. Horas más tarde los integrantes de la misma son embarcados como prisioneros de guerra, siendo conducidos con posterioridad a Uruguay. En Georgias quedaron cuarenta y un hombres en Griytviken y catorce en Puerto Leigh, en su mayoría personal de Infantería de Marina, ambas Fracciones con armamento liviano.

Creo que esta es una acción que debemos conocer y rescatar ya que estamos acostumbrados a hablar de la Guerra de Malvinas, cosa que para mí es incorrecta o incompleta. A mi modo de ver debemos hablar de la Guerra del Atlántico Sur, ya que se realizaron operaciones militares no sólo en Malvinas, sino en Georgias y Sanwichs, en estos lugares de menor intensidad por los Medios empeñados, pero de una trascendencia geoestratégica igual a lo ocurrido en Malvinas. La presencia soberana en esas islas y aguas y espacios aéreos generados es lo que estamos dirimiendo en modo diplomático con el Gobierno británico el día de hoy.

Me permito recordar que la última acción militar del conflicto, aún abierto, ocurrió el 20 de junio de 1982, cuando una Fuerza de Tareas Anfibia británica, compuesta por el buque polar H.M.S Endurance, la fragata H.M.S. Yarmouth, el petrolero R.F.A. Olwen , el remolcador Salvageman y una Compañía del Batallón Comando 42 de la Real Infanteria de Marina británica intiman la rendición de la Estación Científica Corbeta Uruguay en las Sandwichs del Sur. La misma no era una Unidad de Combate y estaba conformada por diez efectivos. Su Jefe había recibido instrucciones el día 15 de junio de ante la presencia de fuerzas británicas muy superiores formalizar una enérgica protesta y que no ofreciera resistencia.

El Conflicto del Atlántico Sur sigue su curso por otras vías distinta que la militar, nuestra Constitución Nacional, ley fundamental de la Nación, dice claramente que Malvinas, Georgias y Sandwichs del Sur y los espacios marítimos y aéreos que generan, conforme el Derecho Internacional, son parte indisoluble del Territorio argentino.

En el año 2009 nuestro País, conforme exigencias internacionales, presentó los límites de su Plataforma Continental, espacio marítimo que se extiende a 350 millas de sus costas y donde el Estado ribereño tiene derechos de explotación de recursos del lecho y subsuelo marino. Es entonces que el límite oriental de nuestro País está 350 millas naúticas (unos 650 kilómetros) al este de Sandwichs y así lo entienderon nuestros legisladores al modificar nuestra Constitución en 1994, reconociendo los derechos soberanos a miles de kilómetros cuadrados de Mar, siendo esta la esencia de un Conflicto que auguramos se resuelva con en el marco del Derecho Internacional.

Nuestro recuerdo y homenaje a el Cabo Primero Patricio Guanca, los Conscriptos Mario Almonacid y Jorge Aguilla que con el supremo sacrificio de su vida contribuyeron a la recuperación de las Islas Georgias, y cuyos restos mortales están en el Continente.

Esto sin dejar de olvidar al Suboficial Primero Félix Omar Artuso de la Dotación del Submarino A.R.A. Santa Fe, que ofrendara su vida en ese buque el 27 de abril, siendo enterrado, con honores militares británicos en Grytviken. Sin duda él cubre en soledad y con eficiencia el puesto de Centinela de la Patria en ese lejano rincón de nuestro País.


Enviado por: Rafael Sgueglia



CARTA DESDE EL MÁS ALLÁ por Celina Briceño


::
CARTA DESDE EL MÁS ALLÁ

En homenaje a un caido en Malvinas nacido en Concordia. E. Ríos


Querida mía,

Deja de mirarte en la luna y caminar emanando el aroma de aquellas glicinas, contenido en tu memoria, aquellas que colgaban frondosas desde el muro de tu casa y aquel día que hoy parece tan lejano, tejimos debajo de sus ramas sueños de eternidad. Fueron testigo de nuestro primer beso y también de tu mirada ávida en la repetida lectura de las pocas cartas que de mí te llegaron, cuando tuve que irme lejos de ti. Con el pecho henchido, bifurcado entre nuestro recién estrenado noviazgo y el orgullo de servir a la patria.

No quiso esa bala romper mi corazón. Pero lo hizo. Esa tarde, quiero contarte, estaba yo muy cerca del radar, junto a otros compañeros posando para una foto. Una foto para enviarte. Fue en uno de esos minúsculos momentos que suponíamos de descanso. ¡Qué jóvenes éramos!. Tu foto dentro del bolsillo de la camisa verde oliva - por Dios, tu rostro totalmente ensangrentado y mi pulso tan débil- Lo último que vi fue un hermoso Arco Iris.

Han pasado diez años. Tengo una deuda con vos que no puedo cumplir, alcanzarte las estrellas…aunque si te percataras, detrás del horizonte azul comienza un puente, yo estoy en un extremo, vos en otro. Cuando te decidas, cuando dejes de espejarte en la luna, el día que mires detrás del arco iris, verás el puente. Sabrás que es mi voz que te surrurará. Si asientes, daré el primer paso para ese reencuentro que tanto anhelas, pero te advierto que no es necesario; el nuevo encuentro será en la Eternidad.

Si no, por todo lo vivido juntos en aquellos lejanos tiempos, ¡Gracias corazón! que lleguen en abundancia las bendiciones y que puedas de una vez por todas sentir que estamos unidos desde nuestra esencia, que puedas seguir disfrutando el camino. Habrá piedras, flores, ríos, montañas que escalar...y tanto más. Recogerás las piedras y las volverás a colocar en el mismo lugar, aspirarás otras flores, nadarás dejándote fluir en la corriente de los ríos, no empujes. Recobradas las fuerzas escalarás lomas, cerros o montañas, volverás a bajar con un nuevo aprendizaje para seguir el camino iluminando...siendo, y el silencio será rosa y el silencio estará pleno de voces amorosas que te incitarán a seguir. Los sonidos del silencio son potentes.

Te ruego entonces…¡No me esperes más! ¡ No sufras por mi! ¡Estoy muy bien aquí! Vuelve a amar. ¡Cásate ya, mujer! con ese a quién hoy le das la espalda a causa de un exagerado recuerdo. Que se renueve el verde vida en tus ojos enormes, dónate a un hijo. Que te cante el universo cada día un renacer. En la ceremonia, los ángeles corearan un glorioso Ave María. ¡Cásate ya, mujer!.


Enviado por: Celina Briceño



NUESTRA SEÑORA DE SCHDENSTATT por Teresa Aversa de Garbarini


::
NUESTRA SEÑORA DE SCHDENSTATT

FRAGMENTO DE LA CARTA ENVIADA POR LA SRA TERESA AVERSA
DE GARBARINI, UNA JOVEN PATRIOTA DE 80 AÑOS

Quiero comentarles que en el Municipio de Lanús, intervine llevando chocolatines
tejiendo bufandas (que era lo que pedían y lleve) pero lo más grande fue esto……

En el diario “La Nación” salió un pedido que por favor escribiéramos cartas a los
soldados. Yo escribí 100 y en cada una de ellas puse una estampita de la virgen de
NUESTRA SEÑORA DE SCHDENSTATT, estas estampitas me las dio la Sra Luisa
Dolinska. La señora hace años que falleció.

Hace 20 años, mi esposo y yo fuimos a Mar del Plata ; pasamos por una calle cerca de
Belgrano, recuerdo que había un local, una verdulería.

Miramos con mi esposo un cuadro grande de la virgen de NUESTRA SEÑORA DE
SCHDENSTATT; pregunte: que lindo cuadro, y el joven me dice que era un ex soldado
de Malvinas “una señora mando cartas”….. le pregunto si sabe el nombre de la Señora
y me dice “ Teresa …. Yo le prometí a la Virgen que si me salvaba iba a tener su
imagen si tenía un negocio para que la vieran”

Yo desearía chico soldado siguiera viviendo en Mar del Plata, hace años que no fui mas

Dios quisiera que aquellos que recibieron mis cartas, pudieran decir que es verdad

Nuestra Señora de Schdenstatt, está en Florencio Varela en la calle San Martín y Paso de la Patria

Visítenla si pueden; van a ver una belleza de paz.

Enviado por: Teresa Aversa de Garbarini

Leer carta
Click sobre las cartas para leerlas


NO LLORES, PATRIA por Ricardo Miró


MARINA DIGITAL COMPARTE CON SUS LECTORES EL POEMA DEL CORONEL (RE) RICARDO MIRÓ(Agradeciendo a la Sra. Teresa Miró Arancet de Casaubon su gentil envío)

:: NO LLORES, PATRIA

A nuestros caídos en la Guerra del Atlántico Sur

Partieron vislumbrando la victoria
sobre la línea recta de sus miras;
y cayeron, seguros de lograrla
cuando la suerte más les sonreía.

La nieve les cuidó las sangraduras
con un roce piadoso de caricias;
y en las álgidas noches estrelladas
la Cruz del Sur signaba sus pupilas.

En un sueño sin fin, duermen con ellos,
la carta de la novia prometida,
un clavel bermejón en la chaqueta,
un gajo de laurel en la mochila.

¡No llores, Patria, con dolor de madre
a tus hijos sepultos en las islas!
Ellos sembraron con su sangre mártir
simiente de valor para que vivas.

No sufras, Patria. Quienes no volvieron
están de centinelas a la vista,
cuidando tus derechos para siempre
en la quietud glacial de las garitas.

Allá quedaron, sin relevo, solos,
esperando que vuelvas algún día,
tras el turno más largo de las guardias,
tras la noche más cruel de las vigilias.

Allá te esperan, dueños de la tierra,
en el menguado predio de las criptas,
sepultados de pie, como peleando
la batalla final que no termina.

Te esperan en el mar; en las rompientes,
en el aire que aún sus nombres grita.
Te esperan, empotrados en la roca,
en el yermo turbal de Las Malvinas,
empuñando las armas que esgrimieron
con el fervor de la razón invicta.

No llores pues, la muerte de tus héroes:
¡No se llora la gloria bien habida!

Cnl (R) Ricardo Miró


Enviado por: Teresa Miró Arancet de Casaubon



LA VOZ DE UN SENTIMIENTO por Alicia Mastrodicasas


:: LA VOZ DE UN SENTIMIENTO

Nuestra historia de vida está muy relacionada con MALVINAS el destino fue marcando todo lo que vivimos en nuestra flia. Mi esposo es SMMA (RT) de la armada argentina como tal, prestó servicio por largos años. Uno de ello fue el CRUCERO GRAL BELGRANO durante dos (2) años.

Nuestra flia. se formó bajo la protección de dios, casualidad, destino, un día 2 de abril de 1973. Pasaron los años, 2 hijos divinos somos abuelos de Tiziano que nos llena de felicidad y completo los capítulos de la vida de todo ser. Siempre que llegaba un nuevo aniversario de nuestra boda era celebrada con reunión familiar alegría. PERO LLEGÓ…la gesta de Malvinas, todo cambió, no nos queda ánimo de festejo porque mi esposo también participó como convocado a PTO BELGRANO todo el tiempo que duró el conflicto.

Fue el que le soltó las amarras al CRUCERO GRAL. BELGRANO viendo partir a entrañables compañeros y camaradas con un halo de profunda tristeza.

El REGRESO de los que combatieron fue como conocer el infierno.


Dios acompañó a mí esposo para superar con dolor que le marcó a fuego el alma esos momentos.

PERO NO TODO FUE DERROTA, NO TODO FUE EN VANO tenemos que mirar el cielo y dar infinitas gracias honor a todos esos seres que ofrendaron sus vidas.

HOY tenemos nuestra fecha para que nadie OLVIDE 2 DE ABRIL 1982, ENTRÓ EN LA HISTORIA ARGENTINA QUE NADIE OLVIDE Y RECUERDEN POR SIEMPRE LAS MALVINAS SON ARGENTINAS.


* SMMA Carlos Jorge Bernardini


Enviado por: Alicia Mastrodicasas



ODA AL TRANSPORTE POLAR ARA “BAHÍA PARAÍSO” por Santos Fernando Bernabé


:: ODA AL TRANSPORTE POLAR ARA “BAHÍA PARAÍSO”

A 30 años de la Gesta de Malvinas, quiero compartir con todos mis compatriotas en tono de fragmento de poesía, un breve resumen de esta Unidad Naval que escribió una página en la historia - Las vivencias del apoyo logístico, rescate a nuestros queridos hermanos del Crucero, la sanidad de combate para producir altas y el traslado de nuestros compatriotas al territorio argentino, calaron las venas a toda la primera dotación y en especial a su comandante. Desde el año 1983, todos participamos anualmente de un encuentro de camaradería, desde la Quiaca hasta Ushuaia, todos vienen a compartir los recuerdos y anécdotas.

ODA AL TRANSPORTE POLAR ARA “BAHÍA PARAÍSO” –B.1-.

Tu nombre encierra un universo de soñadores construido por manos argentinas, naciste
en la Boca (cuna de gladiadores).

En tu viaje de prueba inaugural, una eventualidad te hizo temblar, al producirse un incendio que dejó destruido todo el sector de sanidad y los comedores, los que fueron nuevamente reacondicionados en veinte días por el personal del astillero y puesto en funcionamiento para poder zarpar en la fecha indicada.

Cuatro misiones relevantes desplegaste:

• La campaña antártica 81/82.

• La recuperación de las Islas Georgias del Sur.

• El rescate de los marinos del Crucero Belgrano.

La heroica tarea como buque hospital en la Gesta de Malvinas.
Tu primera tripulación, no llegaba a los 25 años de promedio. En el puente, la estampa del Señor Comandante. Los refuerzos embarcados conjuntamente con la dotación incrementaron tu alma, gran masade acero.

Fuertes temporales capeaste y con orgullo, muchas travesías sobrellevaste no hay unidad naval argentina que haya vivido tantas emociones en el primer año de vida, operaste durante seis meses, navegaste 25.000 millas y a los 100 días de tu nacimiento, abriste tu diario de guerra.

Bahía Paraíso, buque hospital argentino, la sanidad en combate te saluda. Tus recuerdos imborrables encierran un montón de anécdotas, alegrías, tristezas y entrega total. Abrazaste a los compatriotas en las Malvinas y gran emoción sentían al ver que en tu silueta, flameaba nuestro pabellón.

Como grande, dejaste enseñanzas en la guerra contemporánea, dos normas se publicaron, una sobre la identificación electrónica y otra sobre las áreas de encuentros de buques hospitales, ambas nacieron de tu corazón y fueron aprobadas en la Convención de Ginebra,¡qué orgullo el tuyo! Transporte Polar ARA “Bahía Paraíso”, quiero gritarte a los cuatro vientos:

“Salud gladiador de los mares Australes”, tu nombre esta entre los grandes, tu casco se encuentra en el cementerio blanco, tu silueta se la divisa desde lejos expresando que todavía estas vivo.

El ruido del silencio te acompaña como centinela de tu protagonismo fugaz e imperecedero
en nuestra historia naval.

BRAVO UNO ¡PRESENTE!.


Enviado por: Santos Fernando Bernabé VGM



COMO SI FUERA HOY... por Valeria Verónica Fogel


:: COMO SI FUERA HOY...

Pasaron 30 años , yo apenas tenía 9 añitos, pero esos días quedaron marcados para siempre, a pesar de mi corta edad, entendía todo, observaba a mi alrededor, sentía el miedo .... Esa mañana salí con mi papá, a hacer una compra y, como era común en los barrios, antes la gente se sentaba en el porche de su casa, yo iba de la mano de mi viejo y escuchaba: "vio don Jacobo!!! recuperamos las malvinas!!!”…En ese momento no entendía todavía la gravedad del asunto, claro, que podía saber yo, tan chiquita, sólo miraba y escuchaba…..el tema fue despues; cuando vinieron las tropas inglesas, cuando empezaron las batallas, ahí comencé a sentir miedo. Tenía miedo que se lleven a mi hermano, pues yo escuchaba que ni los padres sabían que a sus hijos los habían llevado a la guerra, y aunque a mi hermano le faltaban un par de años, yo igual temía por él.

Es una locura lo que voy a contar, pero yo seguía a mi manera, la guerra, mediante las historietas de una revista infantil, que me compraban y que yo leía desesperadamente, para enterarme de algo ahí…en esa revista que empezaba con “Bi” y terminaba en “ken”, es increíble, pero nos contaban la guera a los niños en historietas, entonces cuando leía algo que creía que era bueno, iba corriendo a contarle a mi viejo, "papá, papá…le derribamos un avión a los ingleses"…..Dios que locura !!!, cómo me habrá impactado!...que recuerdo a mi maestra enseñándonos simulacro de bombardeo, y haciéndonos esconder a todos bajo el pupitre, eso no se olvida, como tampoco, los apagones, para que nos vean, decía papá. ¿Qué chico se puede olvidar de todo eso?...el miedo se contagia y todos lo sentían ... y por último, decirle a algun soldado que lea esto ... que yo fui una de las tantas niñas y niños que escribimos nuestra cartita dentro del chocolate, ojalá alguno la haya leído y ojalá haya vuelto a casa….. como decía Porcheto en esa canción tan linda: “tan lejos de casa que ni el nombre me acuerdo”, les recomiendo escucharla, aquí va:

Reina Madre

Sonriendo, despidió a su madre,
iba al sur del Atlántico.
El reino le ordenaba,
es que unos salvajes osaron molestar
el orden imperial y pagarán.

Tanques, aviones, barcos y municiones.
Madre: estate tranquila,
el mundo así camina.
Son del sur de la tierra.
¿Qué nos podrán hacer?,
somos distintos, somos mejores.

Pero madre, ¿qué está pasando acá?
Son igual a mí
y aman este lugar, tan lejos de casa,
que ni el nombre recuerdo.
¿Por qué estoy luchando?
¿Por qué estoy matando?

Hoy la Reina pasea en los jardines
y el sol besa las rosas,
la vida le sonríe,
el parlamento cuida que todo siga igual,
que nada perturbe su calma.

Luego tendrá una premier de cine
de un director famoso,
que cuenta los flagelos
de la guerra y los hombres
y ella se emocionará,
y aplaudirá su gran final.

Pero madre, ¿qué está pasando acá?
Eran igual a mí
y aman este lugar, tan lejos de casa,
que ni el nombre recuerdo.
¿Por qué estuve luchando?
¿Por qué estuve matando?


Enviado por: Valeria Verónica Fogel



VIVENCIA DE UN VGM! por Juan Luis Carrera


:: VIVENCIA DE UN VGM!

Hola mi nombre es Juan Luis Carrera soy Suboficial Mayor Aeronáutico Radarista hoy cuento con 51 años y próximo a mi retiro la historia que tengo para contar data de diciembre de 1981 cuando recibí mi diploma de radarista para operar aviones trackers antisubmarinos, en 26 de marzo de 1982 embarqué en el portaaviones 25 de mayo con mis 20 años lleno de emociones y expectativas.

No sabía que en esa navegación comenzaba una operación que terminaría en una guerra. De eso me enteré una vez en navegación cuando en la mañana de 2 de abril se nos anunciaba que habíamos recuperado las islas. Yo por mi poca y casi ninguna experiencia me imaginé que no podría volar en semejante situación y me equivoqué, sobre principios de mayo las tripulaciones eran pocas y los vuelos muchísimos. Nosotros con nuestros viejos trackers a pistón debíamos hacer un puente aéreo con nuestros radares para así limpiar el camino a los aviones logísticos, de carga y tropa hacia las islas. Es así que cuando a nuestra escuadrilla se la reubicó en la base aeronaval Río Gallegos me tocó lo que siempre soñé y jamás pensé: volar y ser partícipe en una guerra. Nunca olvidaré las palabras de mi comandante cuando me expresó lo que estaba a punto de decidir (que yo fuera parte de las tripulaciones) y sobre todo la responsabilidad que ello significaba.

Por supuesto que acaté la orden y de ahí en más efectué 23 misiones de combate de Río Gallegos a las Islas Malvinas, con la gran responsabilidad que a los 20 años tuviera la vida de mis compañeros de cada vuelo en mis manos y por ende la vida de todos los que tripularon los aviones que cruzaban por el mismo camino que horas antes habíamos allanado nosotros con nuestro radar informándoles que no había naves inglesas en su trayectoria.

Por todo esto, pienso que a pesar de ser muy poco difundida la tarea silenciosa de los S2E TRACKER fue importantísima y hecha con todo el profesionalismo que caracteriza a nuestra escuadrilla. Para más información de esta unidad operativa, 30 años despues del conflicto creé una página en facebook que se llama SOMOS TODOS TRACKERISTAS. Ahí están las vivencias de todos los que alguna vez pasamos por esta maravillosa unidad de combate.

SUBOFICIAL MAYOR AERONÁUTICO VGM JUAN LUIS CARRERA
Actualmente me desempeño como suboficial de unidad de la Estación Aeronaval Ushuaia.


Enviado por: Juan Luis Carrera



BUQUE MONSUNEN por Ruben Marchetti


:: BUQUE MONSUNEN

Durante el mes de abril del año 1982, a la edad de 19 años, prestaba servicios en la Dotación de la ESCUELA NAVAL MILITAR, con la Jerarquía de Cabo Segundo de Mar en el 4to. mes de antigüedad (ascendido con fecha 31 DEC 81). A una semana aproximadamente de haberse producido la Recuperación de nuestras ISLAS MALVINAS, mediante una Operación Militar Conjunta, se recibe en la ESNM una orden por Mensaje Naval “OSCAR” con una relación de Personal Militar (en la que estaba incluido el que suscribe) que debían presentarse en la DIRECCION DE ARMAMENTO DEL PERSONAL NAVAL (denominación de aquella época), para recibir instrucciones y ser movilizado a cumplir funciones en el entonces denominado APOSTADERO NAVAL MALVINAS.

A partir del 4 de abril la ARMADA, como así también el EJERCITO ARGENTINO y la FUERZA AEREA ARGENTINA habían iniciado los aprestos y despliegue operativo de contingentes de tropas que debían ocupar posiciones de combate, para la futura defensa de nuestras ISLAS MALVINAS del invasor británico.

Arribamos al Edificio Libertad en horas nocturnas, fuimos llevados a dependencias de la DIAP, donde se nos autorizó a retirarnos a nuestros domicilios particulares para comunicar a nuestras familias: “la situación que se vivía por entonces en nuestro país y que debíamos cumplir una misión
en MALVINAS sin mucho más detalles”.

Al día siguiente, según lo ordenado, nos presentamos nuevamente en la DIAP, allí recibimos orden de destacarnos a la DIRECCIÓN DE ABASTECIMIENTOS DE LA ARMADA, en dependencias de SUMINISTROS para retirar equipamiento para operar en zona sur y armamento (Fusil FAL Cal. 7,62, cuatro cargadores con munición completa, porta cargadores y casco).

Con equipo y armamento completo fuimos transportados con vehículos de la ARMADA hacia la BASE MILITAR AEREA “EL PALOMAR”, donde abordamos un avión FOCKER de la FAA, conjuntamente con fracciones del EJERCITO ARGENTINO. El vuelo hizo escala en el Aeropuerto de COMODORO RIVADAVIA, para posterior arribo al Archipiélago aprox. el día 10 de abril.

En MALVINAS, al personal militar de la ARMADA nos ordenan presentarnos al Transporte ARA “BAHÍA BUEN SUCESO”, unidad perteneciente al APOSTADERO NAVAL MALVINAS. Allí durante los primeros días, desempeñábamos tareas relacionadas con recibir a los aviones HÉRCULES, que procedían del continente,
transportando cargamentos de víveres y equipamiento bélico, destinados a satisfacer las necesidades de logística de las tropas destacadas en el lugar. Estos elementos eran depositados / guardados hasta ser utilizados, en locales establecidos a tal efecto. También cumplíamos servicios de vigilancia, guardia y patrullaje preventivos con armamento completo en sectores e inmediaciones del muelle y el APOSTADERO NAVAL, ante un inminente ataque de Fuerzas especiales británicas. Hasta ese momento no se tenía información de posible actividad de tropas enemigas o inicio de hostilidades contra posiciones de defensa Argentinas.

TEXTO EXTRAIDO DEL LIBRO “POKER DE ASES EN MALVINAS” escrito por Jorge MUÑOZ CON ALGUNAS MODIFICACIONES Y AGREGADOS EFECTUADAS POR UN TRIPULANTE DEL TRANSPORTE MONSUNEN, EL actual SUBOFICIAL PRINCIPAL VGM CARLOS ALBERTO BRUNETTI


Transcurría mediados de abril, se realizó una formación militar precedida por el entonces Jefe del APOSTADERO NAVAL MALVINAS, Capitán de Fragata GAFFOGLIO, ordenó conformar grupos con personal naval militar (Oficiales, Suboficiales, Cabos y Conscriptos) para tripular buques de pequeño porte,
denominados Buques Auxiliares, en nuestro caso particular fuimos designados para cumplir funciones y rol de combate, en el MONSUNEN, transporte Isleño de 30 Mts. de eslora, que había sido incautado a la FIC (FALKLAND ISLAND COMPANY) cuyas características eran similares a la de nuestras Unidades, tipo Aviso ARA “IRIGOYEN” y ARA “SOMELLERA”, contaba con una bodega y una pluma para maniobras de carga y descarga, con la diferencia (y a mi entender la más importante de todas) que estaba desprovisto de armamento alguno (es decir no tenía armamento adecuado para defensa antiaérea o contra Unidades de superficie enemigas).

El que suscribe junto con el resto de los integrantes de la dotación (un total de once hombres, entre Oficiales, Suboficiales, Cabos y Conscriptos, detallados a continuación), rápidamente nos pusimos a las órdenes del entonces Teniente de Navío Jorge GOPSEVICH CANEVARI, quien a partir de ese momento era el Comandante del buque. Nos dirigimos hacia el muelle de la FIC donde estaba amarrado la embarcación, una vez a bordo comenzamos a tomar contacto y familiarizarnos con los distintos mecanismos y maniobras del barco, al principio nos costo, hay que tener en cuenta que todos los letreros e inscripciones estaban en ingles. El Comandante ordena zarpar para realizar una navegación para pruebas de máquinas y prácticas en las distintas maniobras de abordo y posterior entrada y amarre en el muelle del Apostadero.

TRIPULACION DEL BUQUE AUXILAR ARA “MONSUNEN”
(las jerarquías y situación de revista están referidas a junio del año 1982)

> Comandante:Teniente de NavíoJorge GOPCEVICH CANEVARI
> 2do. Comandante:Teniente de Corbeta Oscar Guillermo VAZQUEZ
> Teniente de Corbeta Héctor Rodolfo LEHMAN
> Suboficial Cargo Máquinas:Suboficial Segundo Lucas CABANAS
> Auxiliar Cargo Máquinas:Suboficial Segundo Adolfo BLAS MAMANI
> Enfermero:Cabo Principal Raúl GRAMAJO
> Cargo electricidad:Cabo Primero José Antonio PEDRAZA
> Timoneles de Maniobra:Cabo Primero Carlos Javier RIVERO
> Cabo Segundo Jesús ZERPA CALIZAYA
> Cabo Segundo Carlos Alberto BRUNETTI
> Conscriptos:CC/62 Romualdo Ignacio BAZAN (Fallecido Post-Malvinas – se
suicido el 16 ENE 2006) - CC/62 José Dulcillo AVILA
> Defensa Antiaerea:Sargento de Infantería del EA Rubén Oscar MARCHETTI
> Soldado Clase 62 del EA Ramón Orlando GODOY.


Enviado por: Ruben Marchetti



LAS MALVINAS FUERON, SON Y SERÁN ARGENTINAS por Mónica B. Pregal


:: LAS MALVINAS FUERON, SON Y SERÁN ARGENTINAS

Buenos días, mi relato tal vez sea uno más de los tantos Argentinos que sufrimos esos días, aún así me gustaría contarles mis recuerdos.

El 02 de abril de 1982 mi hermano fue a la Plata y le firmaron el documento, en casa teníamos una alegría enorme ya que se había salvado de hacer la conscripción, cuando nos enteramos que un grupo de militares habían tomado las Malvinas ese mismo día no entendíamos nada. Empezaban los días interminables de preocupación y desesperación por lo que podía pasar, la tele estaba prendida día y noche, cada vez que aparecía la antorcha para dar un comunicado temblábamos ya que era muy fuerte.

Tenía un tío hermano de papá que había vivido más de 30 años en Londres y se reía de la actitud que se había tomado, dijo que eramos unos ridículos, ingenuos y que no sabíamos con quién nos estábamos metiendo. Por ello, en casa hubo en un principio un gran silencio y luego se lo invitó a regresar al país al que el defendía ya que pensábamos que era más Inglés que Argentino. Por desgracia no se equivocó, fue un gran dolor que tuviera razón.

Vimos el programa que duró no recuerdo si 24 o 48 horas para que todos donáramos lo que podíamos para ayudar, recuerdo a las madres sacarles los aritos a las niñas, entregar alianzas, dar conmemoraciones recibidas en Londres como lo hizo un gran médico Oncólogo el Doctor Penigton que hasta ese momento tenía en su consultorio una pared llena de estas y de diplomas. Todas queríamos hacer las tortas galesas para enviárselas a los chicos, conseguir abrigo, tejer bufandas, en una palabra hacer todo lo que estuviera a nuestro alcance para colaborar.

Mi padre lloraba todo el tiempo y mi hermano quería ir de voluntario. Fueron tiempos muy terribles, teníamos todas las esperanzas puestas en estos Chicos, inexpertos que estaban ofrendando su vida para defender lo que es de todos, hasta que llegó el 14 de junio día de la rendición, que triste fué, no hay palabras para explicar esos sentimientos encontrados y "el fracaso" .

Con el correr del tiempo nos fuimos enterando que estaban solos, mal alimentados, sin abrigo, sin experiencia y sin militares que para eso estaban preparados, no esos pobres chicos que hicieron lo que podían y más.

Cada vez que los veo pidiendo una ayuda, una pensión, un reconocimiento, juntando firmas de los ciudadanos para presentar al presidente de turno, para ver si alguno los ayuda, se me pone la piel de gallina y me avergüenza ver que no se hace nada.

Señores, si son Señores, son nuestros Héroes, no puede ser que haya personas que habiten en nuestro País que no los respeten y eso es lo que sucede. Hay que ayudarlos, hacerles sentir que nos enorgullece su tarea, el haber perdido la guerra no fue su culpa hicieron muchísimo!!! Muchos dieron sus vidas en vano, sino expliquenme para qué? ¿Por qué murieron inexpertos y chicos del interior principalmente, con poca cultura, qué pensaban?...la verdad, me averguenza todo lo sucedido y me pongo de pie ante ellos.

Siempre están en mis sentimientos más profundos, me gustaría viajar a Malvinas, algún día iré, pero como titulo este mensaje: LAS MALVINAS, FUERON, SON Y SERAN ARGENTINAS.

Que digan lo que quieran no importa nosotros sabemos que es así y debemos honrarlos y sentirnos orgullosos de ellos, por favor aprovechemos los 30 años y demostrémosles el orgullo que tenemos por ellos que aún no lo sienten.

A sus disposición.

Cordialmente,


Enviado por: Mónica B. Pregal



HÉROES DE NUESTRA PATRIA por Horacio D´Amico


:: HÉROES DE NUESTRA PATRIA

A 30 años es la primera vez que escribo sobre Malvinas, NO soy un excombatiente sino un exsoldado clase 1962 segunda camada de Infantería de Marina (dragoneante), mi recuerdo es que nos despertaron en en Batallón de Seguridad del edificio de la Armada y nos informó el Cabo Gomes el desembarco en Malvinas. Desde ese momento todo cambió, nos estábamos por ir de baja y la vida en el batallón ya no fue lo mismo. Salimos dos veces en comisión a Bahía Blanca a llevar armamento y municiones en grandes camiones. Nosotros acompañábamos en una caminota de transporte adelante y una atrás y el mayor recuerdo es la generosidad de los Argentinos: no paraban de darnos aliento y nos regalaban cigarrillos bebidas, etc. Al llegar a BB había oscurecimiento en toda la ciudad, recuerdo haber tapado las luces de la camioneta y el camión con cintas, sólo dejando pasar una mínima luz.

Lamentablemente ese cargamento nunca salió; según nos dijeron ya los barcos NO salían del puerto,
pues estaban los submarinos ingleses en toda la zona.

A los amigos que estuvieron quiero mandarles un gran abrazo y decirles que ellos si son HÉROES de nuestra Patria.

Saludos,

Horacio D´Amico
Cabo segundo de Armada CN 13296.-


Enviado por: Horacio D´Amico



DOLOR por Nora ABD


:: DOLOR

Era el 2 de Abril de 1982. Jorge Alberto, que tenía en ese entonces 3 años, tosía mucho. Me levanté asustada y mientras preparaba el nebulizador, prendí la radio.

Tomé a mi hijo en brazos, lo levanté y comencé a acariciarlo.

Eran las 6:30 hora, el periodista, relató una noticia que me dejó atónita: una cuadrilla de la marina argentina había invadido las Islas Malvinas.

Creo que la sensación fue de miedo, terminé la tarea por la cual me había levantado.

Jorge Alberto ya no tosía y más tranquilo se había quedado dormido.

Ya eran las 7:45 hora, desperté a Yasmina, mi hija de 10 años, pues tenía que ir a la escuela; creo que yo parecía sonámbula.

Cuando mi marido se levantó, lo primero que hice fue contarle lo que había escuchado. El distinto a lo que yo pensaba, demostró una gran euforia (yo no entendía), la imagen de la guerra me atemorizaba.

Yo trabajaba en el Colegio de Lourdes, como profesora de Historia. Los viernes los tenía libre.

A las 11 horas, salí a visitar a mi papá a su negocio. Iba con el pequeño. Al llegar veo en la vidriera, una cinta con los colores de nuestra bandera. Interrogo a mi hermano (que trabajaba en el negocio). Fue un diálogo triste.

Mi padre por temor al gobierno y en contra de sus convicciones, apoyaba a esta gesta que a algunos nos pareció una aventura de locos.

Cada vez más angustiada y con un fuerte dolor en el estómago, volví a mi casa, ilusionada pensando que a lo mejor con algo de criterio, los responsables de esta hazaña, podían volver atrás y seguían negociando, sin usar la fuerza bélica.

Por desgracia me equivoqué. Esto recién comenzaba.

Transcurrían los días y el pueblo que una semana atrás, gritaba contra el gobierno militar, lo apoyaba con gritos exitistas y banderas argentinas flameando.

La rectora del Colegio (también profesora de Historia) se mostraba exultante.

Los soldados (niños de 18 años) subían los camiones del ejército, pensando quizás que iban a jugar a la guerra y pensado quizás que ese gobierno los cuidaría como ellos se merecían. Pero nada de esto fue así.

Muchos quedaron en esas heladas tierras, y los que volvieron sufrieron el olvido y el abandono de sus compatriotas.

Aún hoy y después de tantos años transcurridos, reconozco dentro mío, no poder olvidar esos días desolados. Odio la guerra y todo lo que ella significa muerte e injusticia, calles desiertas y todo para nada.


Enviado por: Nora ABD



AL SOLDADO DE MALVINAS por Carlos Cannizzaro


:: AL SOLDADO DE MALVINAS

Desperté entre las tinieblas
De extremos vagos y oscuros
Tan tensos como siniestros
Fusil en mano que no comprendo.

Desperté sin quererlo
Entre palabras vanas y banderas
Frío eterno que congela
Huesos y pensamientos rotos.

Lluvia fría que pasma
Mi tripa helada y retorcida
Entre rocas del lugar perdido
Fantasmas que veo para el olvido.

Arrastro sentimientos encontrados
De miedo amor y odio
Entre penumbras recostado
Al acecho a cada instante.

Desperté aquí siendo muy niño
Sin pedirlo ni pensarlo
Borceguíes rotos que caminan
Entre penas y reclamos.

Desperté al quedar dormido
Por los ruidos insolentes
De la muerte sin simiente
Que destruye vidas simplemente.

Estoy aquí desesperado
Mirando los ojos del hermano
Que no conozco pero siento
Sufrimiento ajeno pendiente.

Entre carne desgarrada
Tinta roja derramada
Olor extraño en la trinchera
Busco comprender mis sentimientos.

Desperté aquí sin pensar
Que este suelo patrio sería
Morada final de mi vida
Sin tan solo una despedida.

Madre mía querida
Perdón que no regreso
Estaré aquí eternamente
Entre cruces blancas sin regreso.

Enviado por: Carlos Cannizzaro



NUESTRAS QUERIDAS HERMANITAS por Carlos Oscar Albornoz


:: NUESTRAS QUERIDAS HERMANITAS

Hermanitas. "No te olvidamos ni hemos de olvidar".

El 21 de Abril de 1983. Prestando servicio en el EMA lleno de orgullo recibo la convocatoria del JEMA para ser el Naval que tripularía el 2º vuelo de intercepción que efectuaba el TC91 de Fuerza Aérea Argentina integrando su Tripulación. Con las recomendaciones de mis jefes y unas palabras del TN Oscar Pinal, con el Plan de Vuelo efectuado por el CF Cañoni, 18 hs me encaminé para Ezeiza.

Estando ahí, y esperando la orden de embarcar tuve la alegría de recibir personalmente el apoyo moral del ALTE Norberto Pereyro (en aquel entonces CN).- Había sido mi Jefe cuando integró la Escuadrilla de Reconocimiento de PDI, con él tuve unas cuantas horas de vuelos aerofotográficos, su personalidad señoria, me marcaron el camino, a igual que el CN Carlos Molteni. Hoy puedo decir "son mis amigos". "en aquel entonces mis Jefes".- Arribé al 707 y me presente al Bigadier Paulik.

Embarcamos e iniciamos el vuelo hacia el punto de coordenadas fijadas, donde debíamos encontrarnos con la Fuerza de Tareas Británica. Al estar en zona, concurrí máquina fotográfica en mano a la cabina del avión para registrar los puntos luminosos que aparecerían en la pantalla del Radar. El Comandante me confirma estar en las coordenadas propuestas y no aparecer nada. Recuerdo que respondí al tiempo que observe los 3 primeros puntitos en la pantalla "era de prever que así sería, el Plan fue hecho por un Aviador Naval". Se completó la pantalla con 100 puntos y uno de ellos comenzó a moverse en giro. Comento en ese momento al tiempo que lo señalo, "tendremos sorpresa", el Comandante me pregunta que es el punto que gira? le respondí: "el portaaviones buscando la dirección del viento. para el despegue de algún Harrier".

Minutos después lo tuvimos a nuestro lado y vimos como su piloto nos observaba para después mostrarnos su artillería, pasar por debajo del 707 y aparecer por el otro lado acompañando nuestro vuelo. Días después leo en un periódico que ese piloto manifestó "pedí instrucciones, si me daban la orden era hombre al agua" hoy me hago eco de la dedicatoria del CF Luis Dupeyron: "sin palabras".

Soy Carlos Oscar Albornoz, Fui Supervisor General del Gabinete Aerofotográfico de Punta Indio y Foto-interprete en el EMA. Con 31 años computados en 1983 presenté la renuncia "a mi querida Armada", porque esa son las disposiciones para los Civiles de las FFAA, no hay retiro voluntario a los 65 años porque llegó la hora de Jubilarse. Algún recuerdo más de quien fui esta en Tomo 2 de "Historia de la Aviación Naval Argentina, cuyo Autor fue el Contraalmirante Pablo E. Arguindeguy. Cartografía para la Epopeya del Vuelo al Polo Sur del Almirante Hermes Quijada.

Gracias Liga Naval por darnos la oportunidad de contar no solo a los nietos.
Que en la Argentina también los Civiles pusimos lo nuestro; y en riesgo nuestras vidas por NUESTRAS QUERIDAS HERMANITAS.

Foto del Harrier tomada en el 1er vuelo de intercepción a las FTB dedicada por Capitán Dupeyron:


Enviado por: Carlos Oscar Albornoz



LA BANDERA Y SUS ABISMOS por Andhrea Lst


:: LA BANDERA Y SUS ABISMOS

~ ~

Va la tercer pitada...
ni de ellos ni de nadie.
Y clavo mi tizón ardiente en el mapa
justo en ella

1978- 1982- 2012


~ ~

Al verte me di cuenta y te pregunté si me tenías miedo...

Qué coraje, pensé, contestarme que no.
Parapetado en el Carrillo, sector por sector, estuve maquinando deshacerme de estas emblemáticas
estampitas de urbana psicología.
La ciudad me reubicó bien entre sus pacientes, parientes de injusticias y cargas accesorias, que en
mi caso, sólo son secuelas de una guerra que aún prosigue, luego de haber cremado junto a otros el
paredón de la dictadura.

Pero vos ni te inmutas.

Uno ya no le teme a la muerte cuando de ella proviene, me dijiste.
Nada importa.

Te miré azorado e inmóvil proseguí.
Será cuestión de ser objetivo.

Yo vengo de una guerra muy diferente a la tuya, una guerra concreta en la que no me arrepiento haber
estado, aunque el resentimiento acose permanentemente mi memoria.
Contradicciones, que me sumían entre el deber y la decisión de estar convencido, que lo que hacía, era
un acto de soberanía.
Hacer la conscripción y jurar la bandera conforme a ley nacional.
Llegar a Ushuaia y estar contento porque tenía la oportunidad de conocer lugares que de otra forma no
hubiese podido. Un paseo para mí, como lo fue recalar en las islas, una película. Si bien sabía que iba a
una guerra declarada, no me percataba de la dimensión que ello significaba.
Tenía tan sólo dieciocho años
cuando escribí:

“Papá y mamá cuídense mucho. Yo voy a defender la patria.”

Sin experiencia militar, a una guerra mal planificada, mal dirigida, con un armamento inservible,
desprovistos de los elementos esenciales para subsistir, bajo la irresponsabilidad e ineptitud de quienes
ni siquiera sabían llevarla a cabo.
Dónde pronto me di cuenta que todo lo aprendido en mi corta vida, no servía de nada.
Dónde el no matarás pasó a ser una burla infame.
Dónde tenía que hacerme la cabeza que la guerra no es un crimen.
Que la vida de un ser humano podía valer lo mismo que una pizza.
Mientras el General en Jefe embriagaba a toda una sociedad y ésta asimismo se envolvía en una locura
que asustaba.
Qué me quedaba por creer entonces?
Sólo el deber como prioridad.
No se le mira el color a la rata cuando se tiene hambre.
Imposible pararme a pensar (máxime que los medios de comunicación controlados por el sistema
represivo decían que íbamos ganando) sobre los intereses creados detrás, sobre la corrupción o el
macabro plan extendido que hacía dudar si entre los muertos del Crucero, hubo o no blanqueamiento de
desaparecidos secuestrados y/o torturados.
Todo eso lo supe luego que hundieran al Belgrano.

Es inexplicable lo que sentí entonces.
Causa por la que hubiese preferido haber muerto allá. Peleando.
Sólo entonces podría considerarme un héroe.
Morir creyendo que valía la pena.

¿Por qué continuar? ¿Para qué?

¿Para apilar a mis hermanos como a municiones?

¿Para llorar frente al dolor que sentí, al ver como bajaban nuestra bandera y arriaban la británica?

¿Para que sostengan que sólo fui una víctima del terrorismo de estado?

¿Un sobreviviente... para caer en otra guerra?

¿No fue suficiente acaso?

Sigo en pie condescendiendo honores, condecoraciones, resarciones.
Orgullo vs secuelas de guerra y consecuentemente, entre paréntesis, suicidios, heroicidad, locura y
derrota.
Una verdad que aún indigna y ante la cual, ya no puedo darme el lujo de desertar. De asentir impasivo la
llegada de la muerte dulce a la que hace treinta años me resisto.

Yo y mi soledad estamos acostumbrados a los formalismos fúnebres y a echarnos de bruces sobre las
blancas cruces de los “soldados argentinos, sólo reconocidos por Dios”

Yo, mis imágenes y mis voces suicidándose continuamente en una parálisis facial de pesadillas sobre
esos ojos
que impávidos me divisan desde el sur, como si fueran un misil a punto de destrozarme la existencia.

La ceguera de una ira.

La incomprensión de una guerra.

Yo

y mis monosilábicas esquirlas

que se van

farito por medio

silbando su propio Himno Nacional.

De las huestes del Gral. San Martín:

UN SOLDADO ARGENTINO


Enviado por: Andhrea Lst



VIVA LA PATRIA! por Juan Piccolo


:: VIVA LA PATRIA!

Estimados colegas, cuando nacía hace 51 años, a mi madre un obstetra Coreano le decía... "Cuando su hijo haga el servicio militar, Argentina estará en Guerra"... Nada importante, hasta que me presenté como voluntario con 20 años de edad, único hijo de madre viuda, sostén de familia.

Distrito Militar San Martín, Ramos Mejía. Destino: Glorioso Batallón de Aviación de Combate 601 Campo de Mayo, a/c del entonces Tte. Cnel. Juan Carlos Bernengo.

Hermanos, sabrán Uds. lo que sentí aquella mañana en la Plaza de armas luego del izamiento del pabellón Nacional cuando se nos comunicó oficialmente que la República Argentina entraba en conflicto bélico con Inglaterra!...Se me heló la sangre por un momento...y recordé aquello que el Dr. le había dicho a mi madre...

Serví en la Cía. Comando y mi destino fue Logística. Pude volar en los Bell UH1H, Chinook, Augusta, Hércules, etc., con el Comandante de Aviación Capitán Da Costa Silva. Como verán, el destino es ineludible! Retirándome con una Licencia parcial hasta la BAJA, situación que misteriosamente mi clase aún conserva...

Jamás fuimos dados de BAJA oficialmente. Por supuesto, me presenté nuevamente como voluntario para viajar a las Islas, pero todo terminó muy rápido...

Mis saludos a todos los ex soldados clase 1962 y a los que cayeron en cumplimiento de su deber, Dios los tenga en la gloria...

Viva la Patria!!!!


Enviado por: Juan Piccolo



SOLDADO JORGE OSCAR SORIA por Ricardo Soria


:: SOLDADO JORGE OSCAR SORIA

Hola mi nombre es Ricardo Soria, hice el servicio militar en el glorioso RIMEC 3 general Belgrano con asiento en la tablada hoy lamentablemente walmart. Año 1980 soy clase 1961. Salí en la primer baja como dragoneante y me ofrecieron para quedarme como personal civil me desempeñé como mecánico de la compañía Comando Curupaity ya transcurría el año 1981/82. Ingresa al RIMEC 3 mi primo Jorge Oscar Soria y sin saberlo un día me lo encuentro en la plana mayor del regimiento y nos saludamos luego cada tanto nos encontrábamos en distintos lugares. Él estaba de mozo de la plana mayor y yo de mecánico.

Le dieron el puesto de mozo por que él tenia un problema de salud y era un puesto no tan expuesto por su problema de salud. Él no tendría que haber hecho el servicio militar pero le pidió y le recontra pidió a mi tío que buscara la forma que lo incorporaran al servicio militar y así fue. Bueno. yo dejo mi función de mecánico porque llega un nuevo jefe de regimiento y no quería personal civil entonces me retiro del regimiento, luego vino la convocatoria por el conflicto armado de nuestras queridas Malvinas y no sé por qué no me llamaron siendo clase 61 y dragoneante, pero mi primo tuvo el alto honor de ir para allá, con la mala suerte de perder la vida, pero de una forma no muy clara ya que en vez de cuidar a nuestros soldados han tenido que pasar un montón de castigos y falta de alimentación, abrigo. Él decidió entrar a una casa para poder abastecerse de comida y la casa estaba minada por decisión del oficial argentino para mantener alejados a los verdaderos dueños de la casa. La casa explota y Jorge pierde la vida.

Esto que les cuento, lo escuché de varios soldados que regresaron y también lo leí varias veces en comentarios en internet. Nos dejó un gusto amargo esta forma de morir. Jorge siempre fue una persona exelente muy comprometida por la vida y por su país, siempre dando una mano a quien lo necesitara y siempre lo recordaré con un inmenso respeto; A él y a todos nuestros valientes soldados que dieron la vida incondicionalmente, a los soldados que regresaron ESCONDIDOS parece que tenían vergüenza porque perdimos, por Dios!!!...les pido perdón por los hdp. que hicieron eso.

También mi reconocimiento a los oficiales y suboficiales que hicieron las cosas bien.
“VALOR SOLDADO, VALOR A TI HONOR Y LA GLORIA INMORTAL”.


Enviado por: Ricardo Soria



CON ORGULLO FLAMEÓ por José Luis Castellano


:: CON ORGULLO FLAMEÓ

Territorio nuestro por geografía y por historia
Su defensa y amparo guardará nuestra memoria.
Ocupado por flota inglesa invasora.
Es protesta y es reclamo, exclamado a toda hora.

Gran Malvina al oeste y al este Soledad
Visitada por fuertes vientos con aire de libertad.
Incautadas y despojadas por una potencia imperial.
Forman parte indivisible de nuestro ser nacional.

Hoy la niebla en retirada,
Permite una curiosa mirada
Al campo santo ausente de acero
Donde antes reinaba el cruel mortero.

Con su boca de fuego
Iluminó la noche y abrió el juego
De bravos soldados que apoyó toda la gente
Porque defendieron la patria y dijeron presente.

Ofrendaron su vida con valentía
Y sus cuerpos forman parte de estas islas con gran hidalguía.
Oros volvieron, sin gloria ni honor
Y su dignidad no fue recompensada después de tanto horror.

Sus almas desiertas de gloria lloraron
Y la multitud ausente, de los soldados se olvidaron.
Pero una vez más, el pabellón, con orgullo flameó
Un 2 de abril de 1982.

Enviado por: José Luis Castellano



BUEN HIJO, BUEN AMIGO, BUENA PERSONA por Silvia Rita Caraballo


:: BUEN HIJO, BUEN AMIGO, BUENA PERSONA

Se llamó Juan Carlos Bruzzoni, era mi primo y combatió en Malvinas.

Recuerdo aquel 2 de abril, mi madre me despertó con la noticia y yo pensé que estaba loca.

Recuerdo la emoción y la posterior incertidumbre cuando nos dimos cuenta que por la edad, era probable de que le tocara ir a alguno de mis primos.

Y así fue, le tocó a Juan Carlos, el menor de todos ellos.

Recuerdo que a partir de ese momento todo fue temor, preocupación. Recuerdo la culpa que sentíamos cuando nos sentábamos a cenar, pensando si el estaría pasando hambre. Recuerdo como rezábamos para que Dios lo protegiera y volviera sano y salvo, recuerdo la comunicación entre mis tíos para tener noticias de él, todas las noches, todos los días.

Tengo presente, como si fuera hoy, aquel 14 de junio, cuando despues de la rendición estuvimos una semana sin tener noticias, sin saber si estaba vivo o muerto, aún hoy se me cierra el pecho recordándolo, porque para mi familia, aquellos combatientes, aquellos héroes, tenían rostro, tenían nombre y apellido, el dolor se sentía en carne viva.

Juan Carlos murió en 1987, en un accidente absurdo e ilógico, como si a su destino le hubiese quedado una factura por cobrar.

Años despues, encontré en una librería, entre cientos de textos usados, un libro "el otro frente de la guerra, los padres de Malvinas", lo compré sin saber que me iba a reencontrar con él, ahi estaba su relato del último día de combate, de su peregrinar hacia Puerto Argentino, incomunicados, sin saber lo que estaba pasando, de sus compañeros muertos, de la oscuridad solo iluminada por las bombas de los ingleses, en la noche más terrible y más larga de toda su joven vida.

Se lo leí a mis hijos, entre lágrimas, para que lo conocieran y luego ellos lo leyeron en su escuela, orgullosos de él.

No recuerdo el día en que murió Juan Carlos, porque por alguna razón mi mente entrelazó aquel 2 de abril con su imagen, para toda la eternidad y en cada aniversario voy hasta el monumento de Plaza San Martín a rendirle mi homenaje a él y a todos, los que quedaron en las islas y a los que volvieron, porque todos dejaron en ellas gran parte de su alma, de su juventud y de sus vidas.

Jamás volvieron a ser los mismos, les robaron la inocencia y el futuro, y el pueblo argentino tiene para con ellos una deuda que va a ser muy difícil de pagar.

Se llamó Juan Carlos Bruzzoni, buen hijo, buen hermano, buen amigo, buena persona.

Viví esos meses con mucha angustia. Se sabe que en toda guerra hay vidas que se pierden, y en esa ocasión fueron los más jóvenes, en su mayoría. Ese año tenía 40 años; una hijita de 11 y un hijito de 8, que no comprendían mucho que pasaba.

Enviado por: Silvia Rita Caraballo



"NUESTRAS MALVINAS" por Mimí García


:: "NUESTRAS MALVINAS"

Viví esos meses con mucha angustia. Se sabe que en toda guerra hay vidas que se pierden, y en esa ocasión fueron los más jóvenes, en su mayoría. Ese año tenía 40 años; una hijita de 11 y un hijito de 8, que no comprendían mucho que pasaba.

No obstante, mi hija tejió con toda la ilusión de ayudar a los soldados, varias fubandas que llevamos a
un sitio de San Fernando donde se juntaban las donaciones. En mi caso me ofrecí para trasladar paquetes hasta la Rural, dos veces por semana por la mañana, que tenía libre de mi trabajo docente. Nunca me llamaron...Desde una escuela de San Fernando hasta una de Gral. Pacheco, rezaba con una sola mano
un rosario, cada día para que no murieran tantos chicos y pronto terminara el conflicto. No obstante, embanderamos el frente de la casa, con una enorme bandera que le habían regalado a mi marido (español naturalizado argentino: tambien docente) y que significativamente cayó al suelo cuando se quebro la caña que hacia las veces de asta, un día 14 de junio de 1982. Desde entonces usamos otra bandera en fechas patrias.

Esa la volveremos a izar cuando recuperemos "NUESTRAS MALVINAS". Escribo estas líneas con lágrimas en los ojos por aquellos que respondiendo al llamado de la patria dieron su vida
por ella. El 2 de abril unámonos en un rezo fraterno por aquellos héroes.

Enviado por: Mimí García



FONDO PATRIÓTICO por José Luis Núñez


:: FONDO PATRIÓTICO

En estas líneas intentaré transmitir diferentes experiencias directamente relacionadas con la Guerra de 1982.

I.- Durante el conflicto tuve el honor de vestir el uniforme que servía de mortaja a los caídos en aquella ocasión, ya que habiéndome ofrecido como voluntario, con otro grupo de civiles fuimos incorporados a una compañía formada en la Escuela de Comunicaciones 601 de la que era Jefe el entonces Cnel. Manzueto Szwendsen. Lamentablemente no fuimos trasladados al teatro de operaciones, sino que permanecimos en el asiento natural de la Escuela, realizando instrucción.

II.- Muchos años después, y por boca de un amigo con quien me reencontré luego de 35 años sin saber uno del otro, supe que el mismo, encontrándose detenido a disposición del PEN en la cárcel de Rawson, como portavoz de la "ranchada" de Montoneros presos en ese penal, ofreció la participación voluntaria de aquellos, al Jefe del mismo, solicitando ser trasladados al peor lugar del frente, para pelear contra el enemigo común inglés.

III.- Pero lo que más me emociona es recordar un hecho que presencié, ocurrido en la curtiembre Gibaut SA que en aquellos años existía en Paso del Rey, partido de Moreno, de la cual fui abogado durante más de una década. En abril de 1982, los obreros curtidores llevaban 7 años soportando las consecuencias del "Plan Económico de las FF.AA" y sus sueldos no eran de los mejores. Un capatáz, más en broma que en serio, tiró una idea: ¿Por qué no donan un día de sueldo para el Fondo Patriótico? les dijo a los obreros. Una hora después, todos hacían cola frente a la oficina de personal, para donar su sueldo, aunque eso significara dejar sin comer a su familia.

Una guerra, con todo el dolor que conlleva, permite poner blanco sobre negro las grandezas y las miserias de las personas.

Atentamente.


Enviado por: José Luis Núñez Desde: Ituzaingó, Buenos Aires.



ADELANTE ARGENTINA! por Gilda Ortega


:: ADELANTE ARGENTINA!

Soy Gilda, tengo 38 años. Cuando ocurrió la guerra tenía 9. Es un tema sensible y que me preocupa.
Debe ser que se están por cumplir treinta años de aquella tragedia o que estamos madurando como país y empezamos a tener memoria y a aprender de los errores. Pienso que quisimos borrar de nuestra mente la guerra de Malvinas por lo doloroso que fue ese hecho: terribles e injustas muertes, traiciones, engaños,
y todavía no recuperamos las Islas.

Nosotros preferimos olvidar la vergüenza de ese grave error y el olvido se llevó también el reconocimiento y ayuda que debimos darle a los ex combatientes que quedaron vivos. Porque la guerra la declaró el gobierno dictatorial, pero todos en un primer momento, pensamos que era patriótico recurrir a ella.

Tambien somos un pueblo sufrido y golpeado por continuas crisis económicas, desempleo, etc. Por eso pienso que tampoco pudimos reparar el daño ocasionado y ocuparnos de ellos.

Hoy que las aguas están un poco más tranquilas tengo entendido que ellos reciben la jubilación y atención medica que siempre debieron tener…Y hasta podemos permitirnos negar la presencia de buques del invasor en territorio latinoamericano. Por esto, ADELANTE AGENTINA!
Y todo el amor para los ex combatientes.


Enviado por: Gilda Ortega Desde: Tigre, Buenos Aires



CORTOMETRAJE ENROQUE por Pablo Bondesan


:: CORTOMETRAJE ENROQUE

Hola , simplemente quería compartir con ustedes un corto que fue premiado internacionalmente (Argentina, Chile, España) y proyectado en America latina y Europa (incluido Inglaterra) , Gracias.

El corto se llama ENROQUE

El link es www.dailymotion.com/enroque


Realización Audiovisual & Multimedia
www.bondesan.com.ar
Info@bondesan.com.ar
(011) 155 53456156
Buenos Aires-Argentina



Enviado por: Pablo Bondesan




REPRESENTO por Pilar Navun


:: REPRESENTO

REPRESENTO A LAS MADRES QUE PERDIERON
A SUS HIJOS A UN COSTADO DEL ATLÁNTICO
EN EL RINCÓN DE LAS ISLAS ESCONDIDAS
COLONIALES Y ABSURDAS DE RESABIOS
DE UN PASADO DE CONQUISTAS MAL HABIDAS
Y UN FUTURO SIN FUTURO QUE ES PRESAGIO.
MUCHAS DE NOSOTRAS YA SE UNIERON
EN EL CIELO DE LA GLORIA EN UN ABRAZO
CON LOS NIÑOS QUE SE VOLVIERON HÉROES
HOMBRES DE ACERO CON FUSILES OXIDADOS
QUE PUSIERON EL PECHO EN ARMADURA
EN EL FRÍO, EN LA SANGRE Y DESAMPARO
OTRAS CONTINUAMOS LA AGONÍA
QUE REPRESENTAN ESTOS TREINTA AÑOS
Y LLEVAMOS LAS FLORES EN EL ALMA
PUES LAS TUMBAS LEJOS SE QUEDARON.

TAMBIÉN HABLO EN NOMBRE DE LOS NIETOS
QUE NUESTROS HIJOS EN CRECER NO DISFRUTARON
LOS QUE SÓLO TIENEN LA MEDALLA
O UNA FOTO DE LÁGRIMA-PASADO
LOS QUE SABEN QUE ÉL NO REGRESARÁ
DEL CONFÍN DEL AYER TRISTE Y HELADO.

Y QUISIERA REPRESENTAR A UN PUEBLO
QUE VUELVA A SER RESPETUOSO DEL SOLDADO
QUE RECONOZCA QUE NO FUE POR LA SOBERBIA
QUE LAS ARMAS VALIENTES EMPUÑARON
A ELLOS ¡LOS LLAMÓ LA PATRIA !
Y RESPONDIERON CON SU VIDA A SU LLAMADO
LUCHARON CONTRA DOS POTENCIAS
NO SE RINDIERON, POR ESO ES QUE GANARON.
GANARON EL RESPETO QUE MERECE
AQUEL QUE DA LA VIDA POR SU HERMANO.

PILAR NAVUN 2012

Enviado por: Pilar Navun



RECUERDOS DE MALVINAS DESDE CÓRDOBA por Ruth Valdivia


::
RECUERDOS DE MALVINAS DESDE CÓRDOBA

Buenas tardes. Recién leo en Infobae.com sobre la convocatoria que hacen para reunir recuerdos de aquellos días y he abierto su página para escribirles de inmediato. Mi nombre es Ruth Valdivia, soy de Córdoba, tengo actualmente 49 años. Para el 82 aún no había cumplido mis 20 años y entonces en Telenoche invitaban a la gente que escribiera a un buzón común a aquellos soldaditos que no recibían correspondencia. Una enviaba la carta y podía tocarle a cualquiera. Yo tuve la enorme suerte de que les llegara a dos de los chicos y que me respondieran. Sin embargo, ahí nomás fue la rendición, las batallas finales y nunca supe más de ellos. Aunque podrán observar en el costado de la carta que adjunto que figuran sus direcciones de Bs. As, nunca me animé a escribirles ante la posibilidad de que hubieran muerto. Temí entristecer más a sus familias.
Ahora surge esta posibilidad y quiero sumarme a ella porque estoy segura de que estos recuerdos
ayudan a sanar el alma. Gracias por la idea y por la posibilidad de que todos aportemos a ella.

Enviado por: Ruth Valdivia

Leer carta Leer carta
Click sobre las cartas para leerlas


LA GUERRA Y LOS MARINOS MERCANTES por Fernando C Morales


:: LA GUERRA Y LOS MARINOS MERCANTES

Aquellos que aún con posterioridad a los hechos de 1982, pudimos luego estudiar en alguna institución relacionada con las FFAA, aprendimos que cualquier operación militar se apoya en un triángulo constituido por la Estrategia, la táctica y la logística. El primer elemento refiere al “qué se quiere lograr” el segundo al “cómo lograrlo” y el último al “con qué hacerlo”

El accionar de las marinas mercantes en cualquier conflicto, es precisamente el constituir un elemento irremplazable en la logística de las operaciones navales. Ninguna fuerza militar por poderosa que sea, cuenta en su flota con buques capaces de transportar grandes cantidades de combustible, o pertrechos o tropa. Ya que mantenerlos en tiempos de paz encarece enormemente los presupuestos militares.

Las marinas mercantes y los marinos mercantes en particular, saben desde siempre que ante la eventualidad de un emprendimiento bélico en el país al que pertenecen, tarde o temprano serán convocados a prestar su apoyo a las fuerzas en operaciones.

El 02 de abril de 1982 no era para mí un día común, ese día cumplía 23 años y mis planes para esa noche eran por cierto muy distintos a lo que el destino tenía preparado para mí.

Mi madre me despertó con el consabido “Feliz Cumpleaños” y seguidamente me contó acerca del “regalo” que la patria me hacía ese día.... RECUPERAMOS LAS MALVINAS me dijo emocionada.

A poco de iniciar mi día de festejo y mientras aún la noticia no terminaba de ser explicada por los medios de comunicación, recibí la llamada menos pensada. Se me ordenaba presentarme a la brevedad en mi buque el “ Río Cincel” ya que la unidad había sido afectada al operativo “Malvinas” habiéndose programado su zarpada para esa noche rumbo a Puerto Argentino.

Al llegar a bordo, los sentimientos, de euforia, alegría, temor y desconocimiento se mezclaban. Hubiera deseado una explicación detallada de cuál sería nuestra misión, pero dentro del gran desorden que imperaba era mucho pedir. Lo que si destaco es el alto grado de disposición de la tripulación y en especial de los tres cadetes masculinos y las dos femeninas pertenecientes a la Escuela Nacional de Náutica Manuel Belgrano, que se negaron a ser desembarcados cuando el Comandante quiso hacerlo.

Ir a una guerra no siempre presupone entrar en combate en forma efectiva. Por cada combatiente hay muchos hombres detrás encargándose de la logística necesaria para que la acción se lleve adelante.

650 marinos mercantes fuimos enviados al conflicto, sin más armas que nuestra ciencia, arte, oficio o profesión, con la única misión de ayudar a quienes llevaban adelante las acciones militares.

Hoy los conocimientos que adquirí con posteridad me indican que nuestras fuerzas armadas no estaban cabalmente preparadas para semejante empresa bélica. Pero la falta de material se suplió con una extraordinaria cuota de profesionalismo, valor, tesón y por sobre todo amor a la Patria.

Malvinas nos hizo por un momento a todos iguales, no había civiles militares, pro o anti algo, fuimos un equipo, más allá que los altos mandos no hubieran comprendido en aquel momento la importancia de la “conjuntes militar”.

Si bien sabíamos que no se exigiría combatir (no era nuestra misión), quiso el destino que pudiera cumplir con el primer punto de mi juramento profesional “salvaguardar a un a costa de riesgos personales la vida humana en el Mar”.

Orgullosamente puedo contar, que formé parte de la dotación de rescate que zarpó en ayuda de una precaria embarcación de nuestra infantería de marina la EDPV 23 con 21 hombres de nuestra Armada a bordo y que - habiendo perdido su hélice – gareteaba mar adentro en medio de un mar embravecido; conduciendo a sus tripulantes a una muerte segura.

Fueron las ocho horas más largas de mi vida, desde que arriamos un bote salvavidas que de ninguna manera estaba diseñado para este tipo de tareas; zarpamos mar adentro divisando un lejano punto que era la embarcación naval. No sin poco esfuerzo pasamos remolque y con más esfuerzo aún remolcamos la misma mientras veíamos como nuestro motor bramaba ante semejante exigencia.

Finalmente llegamos al apostadero Puerto Argentino. Nos esperaba el oficial que estaba a cargo Teniente de Fragata Médico Pereyra junto a un cabo cuyo apellido nunca conocí; nos abrazamos, lloramos, la dotación de la embarcación naval estaba congelada pero con una impecable presencia de ánimo, el teniente quería ofrecernos algo caliente para tomar, pero sólo tenia un mate y un poco de agua caliente; aún nos faltaba otra odisea volver al buque e izar el bote salvavidas –lo que no fue tarea fácil-.

Durante años quisimos investigar sobre la suerte de nuestros “rescatados” pero por esas cosas de la burocracia, nunca pudimos volver a verlos. Escribo estas líneas en la creencia que tal vez alguno de ellos las pueda leer y poder volver a abrazarlo a 30 AÑOS DE LA GESTA DE MALVINAS

Maquinista Naval Superior VGM
ex 2° Oficial buque transporte Río Cincel.

Enviado por: Fernando C Morales



NUESTRAS QUERIDAS ISLAS MALVINAS por Julio César Pérez Mujica


::
NUESTRAS QUERIDAS ISLAS MALVINAS

Ante todo, el agradecimiento por brindar esta oportunidad para que quienes participamos de alguna manera en la gesta de Malvinas nos podamos expresar, pero además, quiero destacar el grado de extensibilidad de la página para que naveguemos quienes tenemos discapacidad visual.

Quiero aclarar, que dicha discapacidad, no fue adquirida en el conflicto. Es una discapacidad congénita!

Esto, no me impidió que movido por una gran pación por el clima, sus fenómenos, y la importancia de estos para la navegación tanto marítima como aérea, en el año 1980, me acercara al aeropuerto de La Plata, donde comencé a perfeccionar mis muy precarios conocimientos en la materia, trabajando especialmente en la recopilación de información meteorológica para hacer más seguros los vuelos.

Sorteando los obstáculos que me planteaba mi condición de ciego total, jamás me hubiese imaginado que a poco tiempo de haberme vinculado al mundo de la navegación, y hablo en general ya que si bien hacía mis prácticas en el aeropuerto ya me había comenzado a interesar por la navegación marítima, me iba a encontrar con una circunstancia tan especial como la de tener que asumir seriamente la responsabilidad de hacer mi modestísimo aporte a la defensa de nuestros derechos sobre esas islas que había aprendido a valorar durante mi formación en la escuela primaria, gracias al fervor con el que mi maestra de 4º grado nos había hablado luego de haberlas visitado en 1972.

Pero el momento llegó!

Comenzaba el sábado 27 de marzo de 1982, y como ya era costumbre, aprovechando que no había clase, me dirigí al aeropuerto. Era un día más, mis expectativas y ansias, eran las mismas de siempre, ya que cada vez que podía ir al aeropuerto, disfrutaba de todo! la gente, me había incorporado al grupo como uno más, hacían todo lo posible para que la ceguera no fuese impedimento a la hora de adquirir algún nuevo conocimiento, o de ser útil a las aeronaves que requiriesen de mis servicios.

Sin embargo, había algo en el ambiente que no se podía ocultar. Los medios periodísticos, dedicaban amplios espacios a la información sobre las reuniones que con carácter urgente, se realizaban en el gobierno para tratar la delicada situación que se había planteado en las islas Georgias.

Aunque me lo podría haber tomado como un incidente más, y seguir disfrutando de lo que más me gustaba, (la meteorología, las comunicaciones, la aviación, y los gratos momentos vividos con los muchachos del aeropuerto) no podía ignorar que la información en torno al tema aumentaba hora a hora.

El 2 de Abril: Luego de una noche sin dormir, y muy atento a las pocas radios que trasmitían las 24 horas, con las primeras luces del día, y su coincidencia con los primeros informes sobre la recuperación de nuestras islas, traté de tomar conciencia de lo que estaba sucediendo.

Esta nueva realidad, me generaba aún más expectativas! ya que si bien, no era personal militar, y por mi discapacidad estaba impedido de participar en acciones de combate, la posibilidad que se me había brindado de estar cerca de aviones, helicópteros, barcos, y sistemas de comunicaciones, me motivaba para pensar que en alguna medida podría llegar a ser útil en estos momentos tan especiales.

Mientras me informaba de los hechos, haciendo honor a mi vocación por las comunicaciones, y estudiando las materias de 4º año del secundario tratando de adelantar todo lo posible como presintiendo algo, escuchaba a personajes que admiraba por su dedicación y entrega, pero jamás me imaginé que en algún momento podría llegar a conocer, cosa que sucedió con el correr de los años. (estoy hablando de los radios aficionados).

Comenzó el combate, y esas horas de estudio matizadas con escuchas a los aficionados que colaboraban con la red de emergencia, fueron reemplazadas por agotadores días junto a los muchachos del aeropuerto, con quienes compartí la gran responsabilidad de mantener actualizada toda la información necesaria para la seguridad de los vuelos tratando cuidadosamente de no romper el riguroso silencio de radio impuesto por las autoridades.

Nunca me hubiese imaginado, que siendo ciego y con tan poco tiempo relacionado a este ambiente, me iba a tocar participar en un hecho tan trascendental para la historia de la patria, en el que iba a conocer un nuevo mundo, habitado por comunicaciones que si bien aparentaban no decir nada por su condición de cifradas, decían mucho! y lo más difícil, era escucharlas, ya que en esos momentos la guerra no se libraba solamente en las islas.

Las frecuencias radio eléctricas, eran otro campo de batalla donde ahí no hacía falta estar armado y la ceguera no era impedimento para poder combatir.

En ese escenario, se libraron encarnizadas luchas!, había que sortear interferencias, insultos, y por sobre todo, saber reaccionar emocionalmente ante las informaciones que se nos trasmitían tratando en más de una ocasión de desestabilizarnos y distraernos en nuestra difícil tarea. fuimos muchos los que desde un micrófono y un receptor hicimos lo posible para lograr el objetivo de recuperar para nuestra nación nuestras queridas Islas Malvinas.

Enviado por: Julio César Pérez Mujica



COMO VIVÍ LA GUERRA DE MALVINAS por Silvana Leone


:: COMO VIVÍ LA GUERRA DE MALVINAS

Estimados Sres. de la Liga Naval:

Me pareció una excelente idea convocar a ciudadanos como yo, una médica pediatra, madre de familia, a contar sus recuerdos de esa gesta. Ese 2 de abril yo estaba de guardia en un hospital interzonal del conurbano bonaerense. La noticia nos cayó como un balde de agua fría aunque los sucesivos golpes militares nos tenían "acostumbrados" a sorpresas y "comunicados".

Yo tenía 31 años y 3 pequeños hijos que habían quedado en casa al cuidado de una señora. Ese día la mayoría de mis compañeros estaba eufórico. Recuerdo a la jefa de sala con la radio pegada a su oreja. A la hora del almuezo todos mis compañeros estaban exultantes, salvo el jefe del Servicio de Guardia, 11 años mayor que yo, muy inteligente, quien casi fuera de si nos decía que era una locura, una gran locura. Tenía razón. Como lo hacía habitualmente al día siguiente pasé por la casa de mis padres antes de ir a mi casa. Papá era oficial de la Aeronáutica, Vicecomodoro farmacéutico retirado, recuerdo que estaba muy preocupado, también estaba en desacuerdo con la actitud del gobierno y me dijo que nunca se podría doblegar a Gran Bretaña porque los norteamericanos están siempre detrás de ellos, que son la misma cosa y que su poderío era muchísimo mayor.

Durante el conflicto recuerdo con una mezcla de estupor y bronca ante tamaña esupidez, a la mujer de Galtieri tomar clases de Resucitacion Cardiopulmonar con muñecos simuladores, a la gente que tejía BUFANDAS y GUANTES de LANA para los jovenes que luego fueron masacrados. Con mi marido vivimos esos días sobretodo despues del 1 de mayo, con una combinación de dolor, impotencia frente a tanta locura. Nos invadía una angustia e impotencia enormes. Rece muchísimo, pedía cada día que ese día se terminara ese guerra estúpida. Nunca escuche tanta radio, mientras salía muy poco de casa. Recuerdo los "apagones". Me acuerdo que todo el tiempo pensaba que era una locura. Ese 1 de mayo recuerdo los relatos de la radio sobre los bombardeos ingleses.

Recuerdo como "me dolió el corazón". Cuando evoco esos momentos rememoro esa sensación. Pensaba permanente en los soldados. Cuánta estupidez humana!. Agradecía a Dios que mis chicos fueran chicos y juré que nunca un hijo o un nieto mio participaría de una guerra y el que lo mandara debería pasar por sobre mi cadáver primero. Vi muy claro qué facil que es hacer la guerra desde un escritorio y masacrar a jóvenes inocentes. Recuerdo la arenga de Menéndez. Qué bronca me produjo. Cuánta cobardía. Recuerdo la venida del Papa. Fue a Luján. Pasó por Gral. Rodríguez. La gente que era mucha se agolpaba sobre las vías y el tren pasaba a paso de hombre. Lo vi muy de cerca saludando desde una ventanilla, con los vidrios bajos. Movía el brazo y la mano, lenta y automáticamente, con la mirada extremadamente perdida, sin ver.

Por último, recuerdo el día que mataron a Gómez Roca del aviso Sobral, era muy amigo de unos amigos nuestros. Para mi fueron días de intensa angustia, dolor, locura, muerte, gran injusticia. Lamento que a los argentinos tantas lá grimas y sangre inocente derramada no nos haya servido para ser mejores, más maduros.

Gracias por leer este mail.

Enviado por: Silvana Leone



MALVINAS, UNA PERSPECTIVA DISTINTA por Omar Brunner


:: MALVINAS, UNA PERSPECTIVA DISTINTA

Estimados

Les adjunto una carta que escribí para leer en la escuela de mi hijo cuando se cumplieron los 25 años de
la Gesta Malvinas, como ex combatiente sentí la necesidad de escribir algo para que la misma trascienda
a mi generación. Disculpas por no poder resumirlo, pero tiene mucho valor para mi para hacer algo así. Adjunto también la única foto que pude traer de la Isla, me la dio el fotógrafo del Regimiento RIMEC
3 de Tablada.

Enviado por: Omar Brunner

Ver foto Leer carta


SOLDADO CLASE SESENTA Y DOS por José Antonio Romero


:: SOLDADO CLASE SESENTA Y DOS

Soldado Clase sesenta y dos
dije al sargento presente
que en actitud evidente
me dijo ¡¡¡ FIRME!!! y en pose
me dijo ¿DE DONDE SOS VOS?
Y me temblaban los dientes
Es que había tanta gente
y toditos bien formados
hasta los dientes armados
y nada ya era igual
y empuñando mi FAL
le dije... SOY DE CORRIENTES!!!!!

¡¡¡Apreste su bagayo!!!
que la patria nos espera
le vamos a dar pelea
que esto no es ensayo...
Tal vez creían playo
pero latía mi corazón
mitad valor, mitad pasión
y se escuchaban oraciones
al teatro de operaciones
salíamos en comisión.

Malvinas Patria lejana
toda de blanco y fría
mi cara enfriaste ese día
de una mañana al llegar.
En ti íbamos a dejar
las lágrimas del dolor
la gloria y el fervor
por defenderte otrora
y el sol calmó las horas
del coraje y el valor

Cuantos quedaron allí
como vestigio y simiente
que en heroísmo complaciente
en bandera compartí
esa guerra que combatí
y abrazando a esos hermanos
que la muerte tomó sus manos
sin que conocieran victoria
espero se llenen de Gloria
y sus muertes no sean en vano.

Vaya mi homenaje a todos nuestros héroes por la gesta de Malvinas.

Enviado por: José Antonio Romero



CANCIÓN PARA UN ABANDERADO 1982 por Oscar Rueda Avellaneda


:: CANCIÓN PARA UN ABANDERADO 1982

Mamá, tal vez no sepas que al morir te estoy nombrando
Mamá allá en las sombras me aguarda la Eternidad
Ya ves me he vuelto hombre por virtud de mi Bandera
No tengo miedo de lo que pueda enfrentar.

Mamá, el viento frío me penetra hasta los huesos
Tal vez si tú estuvieras me podrías abrigar
Ayer me pareció verte en las olas dibujada
Y alcé mi mano para saludar

Estribillo

Siento un clarín y mis ojos, ven una luz irreal
Dos rostros que me sonríen ¡ay! si los vieras Mamá
Son San Martín y Belgrano que me han venido a buscar
Envuelto con mi Bandera, me voy con ellos MAMA.

Recitado

Y EN ESTA INMENSA TAREA DE LUCHAR POR LAS MALVINAS
VERÁS MI SANGRE EN VERTIENTE POR LAS PIEDRAS DE LA ISLA
PERDONÁLOS TE LO PIDO PORQUE QUIZÁS ALGUN DÍA
SOBRE LOS RESTOS DE TODOS LOS QUE DEJAMOS LA VIDA
SE CONSTRUIRÁ OTRO PAÍS SIN EGOÍSMOS NI HERIDAS
CON LIBERTAD, CON TRABAJO, CON FUTURO SIN MEDIDA
NO LLORES MADRE QUE TU HIJO HA HECHO POR ESTOS DÍAS
MUCHO MÁS QUE MILES DE HOMBRES DE AMBICIONES DESMEDIDAS
HA ESCRITO LA NUEVA HISTORIA DE LOS HÉROES SIN MENTIRA
NO LLORES MADRE QUE TU HIJO HA MUERTO POR LA ARGENTINA.

ME TENDRÁS EN OTROS NIÑOS, ME VERÁS EN LA SONRISA
DE LOS OBREROS VOLVIENDO DE SUS TRABAJOS CON PRISA
REGRESANDO A SUS HOGARES DONDE LA MESA TENDIDA
SE VESTIRÁ CON EL PAN DE LA TAREA CUMPLIDA
ME SENTIRÁS ATU LADO LOS DOMINGOS EN LA MISA
COMULGARÉ CON TUS LÁGRIMAS HECHAS DE SAL DIAMANTINA
Y VIVIRÉ EN GUARDAPOLVOS, EN ARADOS, OFICINAS
ALLÍ DONDE ALGUIEN CONSTRUYA, ESTARÉ MADRE QUERIDA
POR ESO PERDÓNALOS Y RECUERDA QUE MI VIDA
FUE ÚTIL HASTA EN LA MUERTE Y NI EN LA MUERTE VENCIDA.

Enviado por: Oscar Rueda Avellaneda



SRES. LIGA NAVAL ARGENTINA por Juan C. Fanuchi


:: SRES. LIGA NAVAL ARGENTINA

Agradezco a Uds. la oportunidad que nos brindan para expresar el Sentimiento de quienes tuvimos el Honor de participar en la Gloriosa Gesta de Malvinas como así también de toda la Ciudadania, como Veterano de Guerra perteneciente al R.I. mec 7 compañía servicio de la Plata, como soldado conscripto clase 62, y el inmenso orgullo de haber cumplido con el juramento a la Bandera en el año 1981 e integrante del Centro de Veteranos de Guerra de Malvinas de Lanús; desde donde hace más de 20 años realizamos charlas de Malvinas en los colegios de Lanús, relatando las vivencias de cada uno de nosotros, sorprendidos por la atención que recibimos de los alumnos y docentes que nos escuchan con respeto.

A veces, me pregunto el porqué volví de Malvinas o si realmente regrese dado que al participar de una institución de veteranos el tema Malvinas esta presente todo los días, las 24 horas y creo que una de las respuestas es, que regresé para luchar por el recuerdo permanente de los 649 compatriotas, camaradas, amigos que con su sangre regaron la turva malvinera y las heladas aguas del atlántico sur.

Mi permanente agradecimiento a todos los familiares de nuestros verdaderos héroes que son los que estan de guardia en malvinas y nos esperan en especial, a las madres, padres, hermanos, hijos de los 9 héroes caídos de lanus, que nos dan las fuerzas a diario para no bajar los brazos y seguir malvinizando día a día y agradecer a toda la población que supo diferenciar la dictadura militar de nosotros como soldados, que fuimos a trazar una línea de nuestra historia en lo que fue una causa nacional, y el orgullo de haber participado, a casi 30 años, la sangre derramada JAMÁS SERÁ NEGOCIADA, LAS MALVINAS SON ARGENTINAS AYER, HOY Y SIEMPRE, VIVAN LOS HÉROES, VIVA LA PATRIA.

Enviado por: Juan C. Fanuchi



ADROGUÉ, 14/02/2012 por Mario Arguello


:: ADROGUÉ, 14/02/2012

Hola buen día, me llamo Mario Arguello y, en 1982 tuve la bendición de combatir en las Islas Malvinas. Mi destino fue el batallón de comunicaciones de I.M. y fui destinado a una compañía de tiradores del batallón de I.M. número tres.

En realidad no se qué escribir; pero agradeciendo inmensamente esta oportunidad que nos brinda la Liga Naval Argentina, aprovecho a saludar y abrazar a todos los veteranos y personal civil que de una u otra manera combatieron por nuestra tan querida patria, cosa que no sé si sólo a mi me sucede que suelo no querer aburrir con lo sucedido en las islas, que, entre otras no he conocido más que heroísmo de todos nuestros muchachos.

Es así que hace tiempo tuve una entrevista con unos estudiantes de la ciencias de la comunicación; para que les contara un poco lo vivido pero, he aquí la nota jamás se publicó ya que ellos buscaban historias derrotistas la cual no conocí ¡ninguna! …Sólo conocí mecánicos de la aeronaval montando coheteras de ex pucará sobre una carretilla y disparando como si fueran misiles o aviadores derribados caminando helados toda una noche, o infantes de marina sin comer comida caliente durante tres días por que el combate no lo permitía, o tripulantes de los Hércules rescatando y tirando víveres. Así fue que los aburrí y, espero no haber hecho con ustedes.

Muchas gracias.

Enviado por: Mario Arguello



GRACIAS POR ESCUCHAR por César Gustavo Moreno


:: GRACIAS POR ESCUCHAR

Buenos días, soy Gustavo Moreno, Ex conscripto y Excombatiente de nuestras Malvinas, Antes que nada les agradezco la posibilidad de expresarme, porque para mi es bueno sentir que me escuchan. En el año 1982 estaba cumpliendo con el servicio militar en el Batallón de Infantería de Marina Nº2, el glorioso B.I.M 2. El cual tuvo la responsabilidad de recuperar las Malvinas en aquella fría mañana del 2 de abril, sólo horas antes de desembarcar, nuestro comandante a través de los altavoces se dirigió a la flota y nos dijo a donde iríamos y lo que íbamos a hacer.

Fueron palabras llena de frases emotivas y sentí que era un privilegiado por formar parte de este batallón, que tenía la orden de recuperar para la Patria a nuestras Islas Malvinas. Lo cual me siento orgulloso, sí, tenía 18 años pero cuantos años hay que tener para pelear por lo que es nuestro?...o acaso cuántos años tenían los gloriosos patriotas que libertaron a nuestro amado país? Seguramente había muchos con menos años que nosotros.

Pero también es verdad que las guerras dejan sólo dolor y más dolor, mi más sentido pésame a sus familias y permanente Homenaje a aquéllos que regaron con su sangre a nuestras Islas Malvinas, ellos son y serán los únicos HEROES, porque cada 20 de junio juramos la bandera, en cuya frase dice, Jurar defenderla hasta perder la vida…ellos lo hicieron y cumplieron. Entonces considero que no existe acto más noble para un ciudadano que empuñar un arma para defender a su patria.

Todos sabemos que en este querido país hay muchos héroes, como aquella maestra rural que debe andar kilómetros para llegar a esas humildes escuelitas para educar a tantos chicos, o al padre que trabaja todo el día para mantener a su familia, de una manera o de otra estamos llenos de héroes, esa es la esencia de este país, eso nunca se debe perder, y hay que valorar y sobre todo dignificar.

Perdón si escribí cosas ajena a Nuestras Malvinas, pero así pienso yo.

Me siento orgulloso de haber sido parte de esta noble gesta, honraré Malvinas por siempre, porque Nuestros Heroes así se lo merecen, es la única manera de recodarlos y demostrar que ellos no murieron en vano.

Enviado por: César Gustavo Moreno




ES GRATO COMUNICARME CON USTEDES por Mazzetto Jorge Eduardo


:: ES GRATO COMUNICARME CON USTEDES

Con el fin de comentarles mi vivencia al cumplir próximamente 30 años de la gesta.


Este pasado 2 de Febrero, se cumplieron 34 años de mi ingreso a la Armada. Con algo menos de 16 años, cursé en el escalafón Aviación, especialidad supervivencia, donde al término del curso me destinaron a la Base Cdte. Espora. Cuando cumplí con mi contrato dentro de la fuerza pedí la baja y estudie Agronomía, hoy mi profesión. Pero mi espíritu y actitud militar creo no haberla perdido, tal vez por ser hijo de un Marino de ley.

Recuerdo esa mañana de Abril donde mi madre me despertó con la novedad del desembarco, en ese momento, aunque no quieran reconocer la realidad,el espíritu Nacional y Patriótico nos invadió a todos o a casi todo el pueblo Argentino. Se fueron dando los acontecimientos con los seguidos comunicados del Estado Mayor, fue cuando el Sábado siguiente a los acontecimientos me presente por mi iniciativa propia a la delegación Naval Buenos Aires a ofrecer mis servicios.

Recuerdo que me precente ante un Suboficial 2do.,no recuerdo su especialidad, menos aún su rostro pero sí que con un tono entre paternal y amigo me invitó a que me volviera a mi casa y esperara la cédula de llamada.

Insistí y me presenté al Estado Mayor Conjunto, donde me dijeron exactamente lo mismo. Hoy a ese hombre lo recuerdo como a un amigo, a pesar que sigo, y estoy dispuesto a ofrecer mis servicios en el puesto que se me designe, si mi País lo necesitara. No sé cómo hubiese sido mi vida después de la experiencia que pasaron el personal de cuadros y los conscriptos, pero si tengo esa deuda con mi Argentina, camaradas y soldados que dieron la vida y no haber podido estar presente en la recuperación de las Islas.

Por ese motivo, sigo ofreciendo mi incorporación de ser necesario, por la memoria de los combatientes que volvieron y aquellos Patriotas que descansan en las Islas Malvinas.

Los griegos decían que lo que queda en el bronce perpetua en el tiempo. Dios bendiga a todos aquellos que ofrendaron esa parte de nuestra historia.

Enviado por: Mazzetto Jorge Eduardo

 

NUESTRAS MALVINAS por Alberto Moreira


:: NUESTRAS MALVINAS

Por historia y por ellos, SIEMPRE SERÁN NUESTRAS MALVINAS. Gloria y Honor por siempre, a nuestros caídos de nuestras FF.AA. Un abrazo fraterno de agradecimiento a todo el personal que ha participado y hoy nos pueden contar esta contienda.

Destaco con orgullo la participación del personal Naval y de nuestra querida A.R.A, que no olvidó las palabras del Alte. Guillermo Brown, “Prefiero hombres de hierro en buques de madera, que hombres de madera en buques de hierro”. Lamento que no haya una política de estado, que tenga como objetivo serio, la recuperación de Nuestras Islas Malvinas y del Atlántico Sur.

Un saludo cordial Liga Naval Argentina.

Atte.

Enviado por: Alberto Moreira


MALVINAS, PROHIBIDO OLVIDAR por Pablo Amoedo


:: MALVINAS, PROHIBIDO OLVIDAR

Buen dia, mi nombre es Pablo, soy de Quilmes, Pcia. de Bs. As., les escribo ya que me parece que el espacio por uds. generado es uno de los pocos que honra la entrega de nuestros hermanos compatriotas que viven en Malvinas, me resulta gratamente llamativo el tezón de este Gobierno por reclamar incansablemente la soberania argentina sobre nuestras Islas, las cuales no son, no fueron, ni nunca serán inglesas.

En 1982 aun no habia nacido pero he sido influenciado por las vivencias de mi padre, el cual no estuvo en Malvinas pero fue uno de los pocos que desde aca tuvo la valentia de desafiar al usurpador y sus amigotes, tal es asi que una carta enviada a la Embajada de Estados Unidos en Bs. As., en donde se detallaba pormenorizadamente cada ayuda brindada por EEUU a Inglaterra desde el comienzo y durante el conflicto, donde se evidenciaba que todo tratado con los países latinoamericanos era incumplido categoricamente, ha tenido la ingrata visita de agentes de la CIA en mi casa, preguntando e indagando de donde habia sacado toda la información que en esa carta se detallaba.

Hace tres años tengo la dicha de tener un hermano Cadete de la gloriosa Escuela Naval Militar, y aunque suene raro e incomprensibe para muchos, es su deseo y el de todos sus compañeros, ser la nueva generación que riegue con su sangre nuevamente las Islas Malvinas, como una ofrenda a la Patria y en Honor de los 649 argentinos que alli descansan.

Creo que si estuviera a mi alcance y al de muchos mas que lean estas lineas, lo hariamos sin dudar, no como una cuestion de revancha ni ambicion territorial, sino como una expresión de Pueblo libre, el cual sufre un ultraje cada dia que pasa sin sus queridas Malvinas.

Gracias por el espacio.

Saludos cordiales

Enviado por: Pablo Amoedo



LES ESCRIBO DESDE USHUAIA por José Luis Gruccio


:: LES ESCRIBO DESDE USHUAIA

Les escribo desde Ushuaia T.D.F., les cuento que en el año 1982 estuve participando en la Gesta de Malvinas como dotación en la Escuadrilla Aeronaval de Sostén Logístico Móvil EA52 con asiento en la Base Aeronaval de Ezeiza; este año cumplimos 30 años de esa patriada nacional, en los años 1978, `79, ’80 y `81 estuve embarcado en el Crucero A.R.A. General Belgrano, donde he cosechado muchos amigos de todas las provincia de la patria, muchos de ellos quedaron en las aguas gélidas del sur argentino, pero sigo después de tantos años recordándolos con mi mejor respeto, cariño y heroísmo de esos jóvenes amigos y camaradas que dieron todo por una causa que consideramos valida; el tiempo nos ha dado la razón aunque muchos quisieron taparla y ojala que las nuevas generaciones no olviden que nosotros también fuimos muy jovencitos y con una mente y fortaleza de grande.

Un abrazo para todos y gracias por darme esta oportunidad
Sr. José Luis GRUCCIO - 13704094 – Ushuaia – Tierra del Fuego - ARGENTINA

Enviado por: José Luis Gruccio



30 AÑOS MALVINAS por María Inés Olmos


:: 30 AÑOS MALVINAS

Hola, soy María Inés Olmos de Mar del Plata: soy profesora de Historia y de Geografía.

Tenía yo 9 años cuando sucedió el conflicto de Malvinas, pero lo viví intensamente, en parte por mi padre que me despertaba el interés por el tema y tal vez porque ya me gustaba la historia y sobre todo me emocionaba mucho lo vivido en la escuela, juntando chocolates, escribiendo cartas, mirando la tele, en especial al canciller Costa Méndez.

Años despues, al aprender "académicamente" lo sucedido y ya como adulta, me queda en mi corazón el relato de algunos héroes a quienes conocí y de los cuales nunca voy a olvidar su testimonio: Sr. Sombico (Ara Gral. Belgrano), Sr. Cachón (Aviación, Armada), muchos padres de alumnos excombatientes y el aporte del Sr. Filippi, Base Naval Mar del Plata, que con pasión relata las hazañas de los excombatientes de Malvinas.

Justo hoy en el noticiero de nuestra ciudad, comentaron que nuestro monumento acá en Mar del Plata fue usado para cocinar, para hacer desmanes, ensuciarlo, profanarlo, y me llena de dolor saber que frágil es la memoria de algunas personas, que tristeza produce ver y saber que estas cosas suceden. Y es en estas circunstancias en las cuales renace mi sentimiento, mi vocación y mi responsabilidad de educadora de enseñar con toda mi alma, mi corazón y de la manera mas fiel posible lo que la Guerra de Malvinas y lo que debe estar arraigado profundamente en la cultura de nuestra sociedad.

A todos los que estuvieron en Malvinas, mi eterno agradecimiento, a quienes volvieron y a quienes no, mi compromiso como argentina desde mi lugar a todas las madres, mi humilde
y sentido abrazo como madre también.

Muchas gracias por hacernos parte de este homenaje!

Enviado por: María Inés Olmos



NO PUEDO ENTENDER, NO PUEDO, NO OLVIDO por Lilia Rodas


:: NO PUEDO ENTENDER, NO PUEDO, NO OLVIDO

Estaba a punto de cumplir 5 años cuando aquella siesta me dejó incrustada para siempre una herida perpetua en el alma, palabras que por primera vez escuchaba interrumpieron el silencio de mi pueblo entrerriano, guerra, explosión, hundimiento, torpedo... muerte, con el tiempo muerte... dolor, ausencia, espera, vacío, llantos, espera, angustia, espera, espera...

Ver a mi madre sentada frente al televisor esperando noticias de su único hermano que iba en el crucero, cumpliendo con su colimba a sus escasos 18 años…mi madre joven, apenas veinteañera, queriendo entender esa guerra, queriendo contestar a mis preguntas reiteradas sobre la desaparición de aquel "tío Omar" que yo adoraba, que veía tan grande, tan alto, tan soldado para ir a una guerra! tan niño-soldado! Porque cuando cumplí mis 18 no pude entender como tantos adolescentes fueron enviados a una guerra tan desigual contra una de las potencias mundiales en aquel momento?

Fui creciendo y no pude entender tantas cosas!

No pude entender su muerte joven, no pude entender la ausencia de su sonrisa pecosa, no pude entender la razón de la guerra, no pude entender por qué nunca recibió mis chocolates y bufandas, no pude entender la decisión tomada por aquel señor presidente sentado detrás de un escritorio, no pude entender por qué volvieron tan flacos los que volvieron...

no puedo entender
no puedo
NO OLVIDO


Cada 2 de mayo de mi vida huele a siesta y naranjas peladas al sol, huele a silencio, a explosión, a gritos atroces, a llanto, a muertes.

Me faltaban 8 días para cumplir mis 5 años, pasaron 30 y sigo esperando...

Antes lo esperaba a él, quizá volvía desmemoriado después de años y errante encontraba su pueblo, quizá fuera rescatado por las embarcaciones soviéticas que relata el libro "El Halcón Perdido"... quizá el cabo Zapata se equivocó y no era él, el que estaba dentro de esa balsa sobrecargada, y seguramente su compañero Hugo, que luego de 10 años, cuando pudo empezar a hablar, nos dijera que la balsa fue alcanzada por el ancla del Crucero también se equivocara, quizá todos estaban equivocados y el volvía, silencioso, sonriendo, caminando las arenas de su pueblo, recorriendo las calles que hoy llevan su nombre de Conscripto Giorgi, quizá me reconozca si le canto las canciones de Rafaela Carrá que cantábamos juntos! quizá... pero después no fueron 10, fueron 15 años y él no volvía con sus pecas y su sonrisa a buscarme, después fueron 20...cuando fueron 20 dejé de esperarlo, seguramente fue el ancla o el océano o ya no me importa qué fue, porque irremediablemente no vendrá, pero sigo esperando alguna explicación coherente que me ayude a entender, que me ayude a pensar en lo irrisorio de aquella guerra, o de cualquier otra claro! pero sobretodo aquella que para nuestros soldados fue una doble guerra, contra los ingleses y contra el hambre, el frío y sus jefes, sobretodo a aquellos que les brillaban las botas despues de un combate, como lo relata el inglés en su libro "La Canción del Soldado", no había barro en los jefes, no había hambre, no había miedos...

Sigo esperando alguna razón de aquella muerte, de aquella ausencia en mi infancia que me marcó la vida para siempre, que me hace temerle a los abandonos, que me hace permanecer sedienta de justicia, que me hace estar en donde estoy y no olvidar y no rezar y no creer y no caer y seguir levantandomé una y otra vez para arrojar piedras a donde haga falta! alguien me decía hace un tiempo citando a un poeta, que algunos nunca dejaremos de tirar alguna piedra al aire, que siempre seguiremos tirando piedras…

Y él siempre las seguirá tirando de donde esté... yo también quisiera seguir y que muchos puedan seguir tirando piedras y no claudicar! aunque a veces se hace terriblemente difícil agacharse a levantarlas, elegirlas, saber si vale la pena arrojarlas, porque a veces no llegan a ninguna parte... quizá uno no elige bien las piedras, quizás no tiene la suficiente fuerza, pocas veces pude hacer "patito" arrojando piedras en la costa de mi río... la mayoría de las veces se hundían ni bien acariciaban el río, como se hundió con ese barco mi primera muerte naufragada, hundiéndome con él las esperanzas, la creencia en la justicia, en la paz, en el amor, en las verdades...Sin embargo... estarás en mi siempre que yo crea que a las causas justas hay que pelearlas hasta las últimas consecuencias, y en el coraje que a veces tengo para frenar las injusticias, y estarás cada vez que hablen de paz y no de guerras y estarás como un héroe en mi corazón niño soldado, ayudándome seguro a seguir levantando piedras y tirando alguna juntos de vez en cuando...

Ibicuy (E. Rios) 30-01-12

Enviado por: Lilia Rodas



MUY BUENOS DÍAS, CON SUMO PLACER ESCRIBO por Roberto Di Stefano


:: MUY BUENOS DÍAS, CON SUMO PLACER ESCRIBO

Agradezco en nombre de todos, esta oportunidad de dejarnos expresar.

En 1982 con mi familia vivimos el temor de que mi hermano mayor fuera convocado al conflicto porque mis abuelos fueron participes de la segunda guerra mundial y he escuchado sus historias al respecto.

Hoy luego de años,comprendí lo de aquella gesta y lo orgulloso que me siento de mis hermanos que fueron participes del conflicto Malvinas, con profundo dolor siento a los caídos,y en oportunidad que puedo converso con los que participaron de la misma y escucho con atención sus historias personales que cada uno tuvieron sobre nuestras islas.

En mi vida artística en el 2006 y a pedido de alguien que fue parte de aquel conflicto, mi amigo ya fallecido Guillermo Antonio Romano, compuse la canción “A MI HERMANO DE MALVINAS” incluido en la producción Reina Del Amor, teniendo el honor de presentarla en México.

Con dicha canción no se pretendió hacer apología dela guerra, sino rendir un justo homenaje a esos hombres que demostraron su valor y hombría de bien, combatiendo por la soberanía nacional en esas tierras quenos pertenecen. Pasaron 30 años, los que murieron lo hicieron demostrando su coraje y amor a la patria, los que regresaron tienen el inmenso orgullo de haber participado, y pasar a formar parte de nuestra historia junto a todos los que defendieron nuestro suelo.

Roby

Para quien no conoció la canción, aquí el link
http://www.goear.com/listen/f5478a7/a-mi-hermano-de-malvinas-roby-roberto-di-stefano

Enviado por: Roberto Di Stefano

 

GRACIAS A TODOS Y PERDÓN por Nicolás Fernández


:: GRACIAS A TODOS Y PERDÓN

Cuando comencé a escribir no sabía cómo darle nombre a este correo, lo primero que me salió fue esto…Gracias a todos!!!. Hoy soy un hombre mayor que tuve la suerte de vivir esos días en que los que eramos simplemente ciudadanos y no teníamos ninguna bandera política y sólo estabamos orgullosos de que se tratase de recuperar las Malvinas. Recuerdo que fue una emoción muy grande y nos juntó a todos los argentinos sin importar nada de clases, edades, etc.; no habia diferencias, si había un sólo sentimiento que era lo que nos llevaba a todos a salir a gritar ARGENTINA ARGENTINA.

Hoy podré contarle a mis nietos desde mi punto de vista qué paso en esos días del 82 y realmente me emociona eso.En la mitad del correo me vinieron muchas cosas a la mente de lo sucedido en ese gran momento del cual forme parte y me siento partes de las cosas buenas y malas, por esto último agregué Y PERDON, porque creo que no fuimos justos y agradecidos con todos aquellos que no lo miraban por tv como yo, sino que fueron los reales actores de esta obra que quizas por tener malos directores no llegó a cerrar el telón con un final más feliz; pero no quiero entrar en detalles porque soy de los que creen que el futuo se construye hacia adelante y no mirando hacia atrás. Pero también soy de los que tiene los principios y códigos para no olvidar ni dejar pasar las equivocaciones que cometo, es por eso que a quien le llegue este correo de los que arriesgaron sus vidas y para los que la perdieron y para los familiares de los que perdieron sus vidas es que les digo muchas gracias y perdón.Mi destino hoy es estar fuera de Argentina pero creanme que este sentimiento es compartido por muchos de los que estamos fuera y que también me pidieron que les ponga ¡¡¡MUCHAS GRACIAS Y PERDON!!!, gracias por su tiempo.

Enviado por: Nicolás Fernández


VIVENCIA por Ángel León


:: VIVENCIA

Hola mi nombre es Ángel; tenía 9 años cuando sucedió lo de Malvinas y mi recuerdo es que nos dijeron en la escuela que podíamos llevar guantes, bufandas y ropa de abrigo que luego serían enviadas a los soldados, recuerdo muy bien que llevamos con mucho cariño guantes y gorros que abuela y mamá habían tejido, luego de finalizada la guerra nos enteramos que las cosas que enviaba la gente a los soldados, llegaba muy poco o se perdía en el camino, esa fue una de las primeras decepciones que recuerdo haber vivido desde niño.

Dejo un saludo cordial a los veteranos y a sus familias por tal valorado sacrificio y coraje.

Enviado por: Ángel León


HÉROES A CADA MINUTO por Daniel Giner


:: HÉROES A CADA MINUTO

"Yo tenía 11 años cuando estalló la guerra. No sé por qué la sentí como si fuera mía...como si yo hubiera sido convocado...

Y sí...era nuestra guerra...estaban invadiendo el "patio de nuestra Casa"...ese en el cual uno pone las cosas viejas y que nunca va a preocuparse porque sigan estando...

Fue la guerra en la cual, una vez más esta Patria Irredenta y Desunida, se cansó de parir héroes a cada minuto...Y la contracara de la moneda, fue la puta Muerte mezquina; que saciaba su sed con la sangre de éstos nuevos próceres que nunca lo serán...

Porque para ellos no habrá calles para nombrar, ni una pensión digna que cobrar...Ni siquiera gozan de la simpatía del Pueblo que fueron a representar...

Mis queridos Héroes de Malvinas, si les sirve de consuelo, aquí al menos hay un argentino que nunca los olvidará..."

Enviado por: Daniel Giner


A TODOS LOS HÉROES DE MALVINAS por María Concepción Cruz


:: A TODOS LOS HÉROES DE MALVINAS

Mi nombre es María Concepción Cruz, escribo poesías, cuando fue la guerra yo tenía 15 años, me tocó muy de cerca, no por tener un familiar en guerra sino por pensar que hombres que en ese momento tenían de 3 a 5 años más que yo, y estaban dando su vida por mi patria. Esta poesía nació desde lo más profundo de mi corazón y la quisiera compartir con todos ustedes, la misma fue premiada en Savona Italia, en un concurso literario, y se encuentra publicada en mi página de poesía diseñada por mí que es http://www.mccruz.com.ar , la misma esta traducida al idioma Italiano y fue premiada por la Asosiación culturale Savonesa ZACEN con el 1 premio Internacional de Poesía en Lengua extranjera.

Va mi pequeño homenaje a todos los Heroes de Malvinas:

Héroes

En esas islas remotas,
Reposan muchos compatriotas,
Que llevamos guardados
en lo más hondo del corazón.

Hombres con hidalguía y valor,
que en sus pechos latía
el ideal de la nación.

Hombres-niños a la vez,
que en tierras heladas,
dejaron plantadas
sus ilusiones
rotas por los cañones.

Marcharon con patriotismo,
a esa región lejana,
para entregarle a la patria
a las pequeñas hermanas.

El destino no quiso
que esto se realizara,
sus vidas y su nombres
quedaron en esas
tierras amadas.

Gracias argentinos valientes
Gracias soldados de mi patria
En nuestro corazón
estará siempre guardada
la valentía demostrada.

Enviado por: María Concepción Cruz

 



Diseño Trígono